inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 
TÉRMINO
- AGUAVIVA
  ANEXOS
 
  • Andaluces de Madrid  Expandir
  • Durante la década de los setenta no hubo un grupo más peculiar en el panorama español que Aguaviva. Formados casi como una comunidad creativa por la que pasó medio centenar de integrantes de todas las procedencias, el nombre de Aguaviva ha quedado ligado al interés que demostraron tener hacia la poesía andaluza, de ahora y de siempre.
    Organizados a imagen y semejanza de algunos grupos vocales norteamericanos y con interesantes elementos de investigación, experimentación y casi de happening lisérgico, en un principio fueron los alteregos poético del madrileño Manuel Díaz, fértil compositor que había estado en grupos de pop como Los Sonor, Los Mágicos y Los Polaris, y el tinerfeño José Antonio Muñoz. Ambos compenetraron sus diferencias en la búsqueda de letras a las que poner música para el proyecto que en origen llevaba el nombre de Gente de Hoy y que incluía
    también elementos dramáticos y teatrales en su diseño original.
    Fichados en 1970 por el sello Acción, cercano a la Cadena SER, publicaron un primer disco Cada vez más cerca, con forma de periódico, en
    el que se encontraba una adaptación del celebre poema ‘Poetas andaluces’ de Alberti, junto a otros escritos de León Felipe y Lorca. Se cuenta que Alberti no estuvo muy de acuerdo con la musicación de este poema, que un tiempo después tendría incluso adaptación al inglés y titularía un disco completo en 1975. José Ramón Pardo recuerda un contundente “no hemos ganado la guerra para que ahora se escuche a Alberti en las radios” como saludo de recibimiento al disco.
    Sería el aplauso internacional al grupo, una agrupación oscilante que llegó a tener más de treinta personas en la formación, el que suavizaría
    su incomoda presencia en España. La Mostra de Venecia, el Midem de Cannes, el festival de San Remo, el festival de Zagreb... certificaron y
    premiaron su calidad callando las voces más descontentas. En 1971 editarían su álbum más arriesgado: Apocalipsis, la prolongación de las
    partes más experimentales de su precedente centrándose en las figuras de los cuatro tenebrosos jinetes y con material de Bretch, Blas de Otero y Cesar Vallejo. El álbum reescuchado treinta años después no ha perdido ni un ápice de fuerza y provocación. En aquellos momentos Aguaviva era un grupo que aquí se movía en los círculos universitarios españoles, pero que actuaban con regularidad en países como Portugal, Francia, Holanda y Alemania. Habían recibido el León de oro en la Mostra de Venecia y acababan de publicar la edición norteamericana de su álbum debut Cada vez más cerca con el actor Raúl Julia como narrador en inglés.
    El tiempo fue limando el interés de Manolo Díaz por el grupo una vez establecido ya como un autor de éxito para grupos ajenos. Los veranos
    los pasaba en Torrenueva (Granada) y ya había sido superventas con Massiel o Los Bravos (con ‘La moto’ entre otras canciones). Al cabo de los años Manolo Díaz sería uno de los primeros directivos mundiales de la multinacional discográfica Sony. Pero para el grupo ya componían entonces algunos de los autores más renombrados del país como eran Pepe Nieto y el tándem, posteriormente de mucho éxito comercial, formado por Luis Gómez Escolar y Honorio Herrero. Este equipo preparó La Casa de San Jamá en 1972. Un registro donde perfeccionan la mezcla de poesía narrada y cantada, eliminando los pasajes más chirriantes y experimentales de anteriores trabajos. En La casa vuelve a aparecer Alberti y León Felipe, pudiéndose escuchar la voz de Gloria Fuertes ejerciendo de sí misma. Seguiría el disco maldito Cosmonauta,
    con el que finalizaron su contrato abruptamente con su editora, que dejó morir esta grabación convirtiéndola en un ejemplar muy cotizado por los coleccionistas.
    Tras una pausa de tres años y un considerable desmembramiento, regresaron en 1974 con el deslumbrante álbum Poetas andaluces de
    ahora que desarrollaba la canción ya publicada cinco años antes. En este trabajo se centran en escritores andaluces contemporáneos que, incluso, participaron de viva voz en la grabación: Rafael Ballesteros, Francisco Gálvez, Antonio López Luna, José Heredia Maya, José Infante, Fernando Merlo, Ángel Rodríguez y Juan de Loxa. Este último, creador del programa radiofónico ‘Poesía 70’ y cuyo imaginario artístico estaba muy próximo al del grupo, se encargaría de poner letra al último disco del grupo cuatro años después. Poetas andaluces de ahora fue el disco más vendido de Aguaviva y su significación en la España de la Transición fue enorme, hasta el punto de que, aunque alguno de sus miembros no era de procedencia andaluza, desde entonces se los ha adoptado como andaluces honorarios.
    Dos años después publicarían y presentarían el musical No hay derecho, lastrado por los intensos momentos que vivía España en 1977 y tan obligado por la coyuntura del momento que su longevidad quedó muy afectada, siendo el único disco del grupo que no dispone de revisión
    digital. Otros dos años después, en 1979, una nueva compañía de discos, Edigsa, la cuarta , vería luz el disco testamental de Aguaviva, un mano a mano musical entre el poeta granadino Juan de Loxa y Pepe Nieto, denominado La invasión de los bárbaros. Presidido por una paloma albertiana, la grabación definitiva de la marca Aguaviva contenía potentes imágenes en piezas como ‘Los muchachos estamos cansados’ o ‘El día que los maniquíes rompan los escaparates’ pero no encontró una recepción amplia ni fue apoyado promocionalmente
    en un medio musical que ya funcionaba ordenado, domesticado, mercantilizado. Tras recibir el premio Ondas, Loxa es el director de la Casa
    Museo de Federico García Lorca en Fuentevaqueros y Pepe Nieto un reconocido autor de bandas sonoras cinematográficas.
    Los años ochenta llegaron con aires muy distintos para la música española, y para las nuevas generaciones el compromiso poético y político de sus predecesores parecía jugar en su contra en aquellos momentos. Entre las decenas de nombres que se llevó la resaca de la Transición, uno de ellos fue el de Aguaviva, el grupo andaluz que no nació aquí.

    JUAN JESÚS GARCÍA
 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  13 de noviembre de 2019