inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 
TÉRMINO
- BAZA
  ANEXOS
 
  • La Dama de Baza  Expandir
  • Escultura realizada en piedra caliza local, descubierta el 20 julio de 1971 durante las excavaciones arqueológicas que Francisco Presedo desarrollaba en la necrópolis ibérica del Cerro del Santuario, junto al oppidum de Basti (Baza, Granada). Formaba parte del ajuar funerario de la tumba número 155, asociándose a ella armas de hierro (dos falcatas y dos asas de escudo) y un interesante conjunto de cerámica ibérica con decoración polícroma pintada, de carácter fitomorfo y geométrico.
        Se trata de una figura femenina sentada en un trono con espaldar saliente, de 1,30 m. de altura y 1,05 de anchura incluida el ala del espaldar. La piedra, tras haber sido tallada, se estucó con yeso sobre el que se aplicó una rica policromía, que aún se conserva, en la que predominan el azul (de silicato de cobre), el rojo (de cinabrio) y el marrón (tierra natural). La figura está tocada con una tiara que tapa las orejas, salvo el lóbulo, del cual cuelgan sendos pendientes de gran tamaño, de forma troncopiramidal de base rectangular. La cubre de la cabeza a los pies un manto de color azul que se adapta al cuerpo de la figura. Los bordes del mismo están rematados, por ambos lados, por una franja roja, otra de ajedrezado en blanco y rojo y por último, por un borde azul; los pies están ocultos por babuchas que reposan sobre un cojín. Está vestida con una túnica desde el cuello hasta los pies, adornada en su parte baja por una cenefa igual a la del manto, que deja ver sobre aquellos dos sayas. En el cuello tiene cuatro gargantillas, y sobre la túnica conserva un gran collar con cuentas que alternan formas discoidales, estriadas y de tonelete del que penden cinco colgantes en forma de bullae esquematizadas. Debajo aparece otro collar con un engarce del que cuelgan tres colgantes mayores que las bullae anteriormente citadas. En los dedos se observan anillos y ajorcas en ambas muñecas. En la mano izquierda sujeta un pichón, de color azul, posible referente de la idea de alma que vuela libre tras la muerte. El trono sobre el que se sienta la figura tiene cuatro patas, braceros y respaldo. Las dos patas delanteras terminan en forma de garra. El respaldo presenta dos alas salientes, una a cada lado.
        Al margen de la peculiaridad de estar policromada (efecto nada frecuente en la escultura de época prerromana hasta ahora conocida), esta figura presenta la característica de su funcionalidad. Se trata realmente de una urna funeraria destinada a conservar en su interior los restos incinerados del difunto, en este caso, posiblemente una mujer joven de unos 25 años de edad. Resulta curioso observar que a pesar de ello la tumba presentara, en su ajuar, las armas citadas con anterioridad, lo que permite un interesante juego interpretativo entre la funcionalidad de los objetos y el género del personaje que los usó real o simbólicamente. Este aspecto es particular para las tribus bastetanas, que son de las pocas ibéricas que ocasionalmente se enterraban en cajas funerarias denominadas larnakes. También cabe resaltar la ausencia de cerámicas griegas entre las ofrendas funerarias, lo que suele ser frecuente en muchas de las tumbas más ricas de las necrópolis ibéricas en todo el territorio peninsular. Quizás esta ausencia pueda relacionarse con un fenómeno de pureza etno-cultural, donde se sobrevaloren los símbolos indígenas como un sistema de representación de carácter conservador. Se ha planteado la posibilidad de que el personaje enterrado, sin duda importante dentro de la sociedad de Basti, fuera una sacerdotisa. Para otros autores simplemente sería una princesa que, al modo típico de la protohistoria europea (como en Vix, Francia) se enterraría con un material especialmente rico. Hay que mencionar la particularidad de que se trata de una pieza que ha sido esculpida con la funcionalidad no de ser expuesta, sino que se realizó expresamente para ser enterrada con un personaje principal.
        La Dama se descubrió en una excavación promovida por el empresario catalán Pere Duran Farrell, por lo que le correspondía su propiedad. No obstante, las autoridades culturales de entonces obtuvieron su cesión al Estado y, con el pretexto de restaurarla, la trasladaron al Museo Arqueológico Nacional de Madrid, donde permanece. Andrés Mª Adroher Aroux
  • La Basti del Cerro Cepero  Expandir
  • Antigua ciudad ibérica situada en las inmediaciones de la actual Baza. Ubicada en el Cerro Cepero, formaban parte de ella también dos necrópolis, un santuario y numerosos asentamientos rurales del entorno. Aunque el lugar ya estaba habitado desde la época del Bronce Final, es entre los siglos VII y VI a.C. cuando la población colindante se concentra en el Cerro Cepero y se amuralla, al igual que sucedió en otros oppida de la región como consecuencia de la urbanización del ámbito rural. Tras la conquista romana parece haber alcanzado el estatus de municipium, quizás en época flavia. En torno al siglo VIII o IX d.C. la población abandona este lugar y se desplaza hacia el lugar de la actual Baza, pero conservando el nombre de la ciudad antigua hasta hoy día.
        La importancia del asentamiento determinó que los romanos dieran el nombre de bastetanos a las tribus ibéricas que habitaban en parte de las actuales provincias de Granada, Almería, Jaén, Albacete y Murcia.
        En el conjunto de yacimientos que se identifican con Basti se han realizado numerosas intervenciones arqueológicas; la primera en el año 1800, en la necrópolis de Cerro Largo; posteriormente, en los años cuarenta del siglo XX, siendo comisario local de excavaciones arqueológicas Ángel Casas, se intervino en Cerro Cepero, sin que se publicaran lo resultados. A finales de los años 50 y 60, Francisco Presedo continuó las excavaciones, si bien tras el hallazgo de la necrópolis del Cerro del Santuario, centró allí sus trabajos a partir de finales de los años 60, exhumando algo más de 180 tumbas, en una de las cuales, la 155, apareció la escultura conocida con el nombre de Dama de Baza. Estas excavaciones fueron costeadas por el empresario catalán P. Duran Farrel, por lo que, de acuerdo con la legislación entonces vigente, los materiales obtenidos pasaron a su propiedad y se exhiben actualmente en la Colección Arqueológica Duran/Vall-Llosera (Premià de Dalt, Barcelona), salvo los ajuares de dos tumbas que donó al Museo Arqueológico Nacional de Madrid, donde permanecen. En octubre de 1985, la Diputación de Granada adquirió en subasta pública los materiales de tres tumbas (62, 53 y 46) que depositó en mayo de 1988 en el Museo Municipal de Baza. A principios de los años 90 se retomaron las excavaciones en Cerro Cepero, esta vez a cargo de Nicolás Marín, quien trabajó en la zona del templo romano así como en las termas (ambas conocidas desde las excavaciones anteriores), documentando algunas estructuras domésticas nuevas junto a algunos aspectos del urbanismo de la ciudad romana.
        En 2003 ambas necrópolis y el oppidum han sido declarados Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. Al año siguiente han comenzado las intervenciones derivadas de un proyecto de investigación arqueológica y de la recuperación de los yacimientos por parte de un equipo de la Universidad de Granada y del Museo Arqueológico de Baza. Andres Mª Adroher Aroux
 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  27 de mayo de 2022