inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ARBOLEDA

VOLVER
Ver fotografas
f.(Del latín arboreta , plural de arboretum , arboledo). Sitio poblado de árboles, principalmente el sombrío o ameno. Olivares, robledales, alamedas, quejigares, alcornocales, tejedas, acebuchares, pinares o coscojares son algunas de las diferentes arboledas que el paseante puede encontrar a lo largo y ancho de la geografía andaluza, algunas valiosas por el endemismo de sus ejemplares, otras compuestas por árboles centenarios, verdaderas reliquias botánicas que anclan el campo andaluz a su pasado natural más remoto. Para facilitar su conservación, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía inicia en 2004 el inventario de árboles y arboledas singulares de Andalucía. Las siguientes arboledas andaluzas se encuentran entre las más bellas e interesantes:

Acebuchar de las Mocharras. Situado en Jerez de la Frontera (donde se conoce popularmente como Mocharra a los bosquetes espesos y aislados unos de otros), en las 74 ha de extensión del paraje crecen numerosos acebuches, variedad silvestre del olivo, que aquí alcanzan alturas de 13 metros y perímetros de cuatro. El acebuche, que es bastante común como arbusto, muy raramente alcanza forma arbórea y mucho menos con unas dimensiones tan considerables.

Pinar de la Resinera. Esta arboleda de Alhama de Granada destaca por el enanismo de sus ejemplares, ya que debido a las duras condiciones climáticas del hábitat los pinos piñoneros no suelen rebasar los 40 centímetros de perímetro y los 2,5 metros de altura media, dimensiones singulares en árboles que rondan ya las cuatro décadas y que se caracterizan por su rápido crecimiento.

Pinsapos del Cerro Alcojona. Este enclave de la Sierra de las Nieves (Málaga) es uno de los reductos claves del pinsapo, quizás el estandarte de las especies vegetales endémicas en Andalucía. En el Cerro Alcojona se puede ver un grupo importante de pinsapos, un árbol de la familia de los abetos que, dado el régimen de lluvias de la zona y sus suaves temperaturas, subsiste como recuerdo de los enormes bosques de coníferas que poblaron el Mediterráneo hace más de 20.000 años. En las postrimerías del Cerro Alcojona se puede ver el popular Pinsapo de la Escalereta, un majestuoso monumento de la naturaleza que acumula ya entre 250 y 300 años y cuyo tronco tiene una circunferencia de 5,10 metros.

Secuoyas de La Losa. En Huéscar, Granada, a mediados del XIX el duque de Wellington regaló al marqués de Corvera algunos ejemplares de secuoyas para que adecentara su finca de La Losa. El visitante puede observar hoy el imponente resultado del presente del duque de Wellington, medio centenar de gigantescas secuoyas que, si no rebasan los 100 metros como en sus lugares de origen, alcanzan el considerable tamaño de 50 metros.

Fresnada del río Cuzna. Desde el puente que une Obejo y Pozoblanco salvando el río Cuzna, se puede obtener una magnífica panorámica de esta fresnada, un bosque de ribera que permite divisar el deambular del cauce del Cuzna a través de más de 100 ha de terreno arbolado. A los fresnos se unen los tamujos y las adelfas para componer una espeso entramado vegetal que, por desgracia, cada vez es más difícil de comtemplar.

Tejos de Sierra Tejeda. El único lugar de Andalucía donde se pueden observar concentraciones de tejos es este paraje montañoso del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijira y Alhama. El tejo es hoy una especie muy escasa, ya que la belleza de su madera y su alta toxicidad para el ganado " lo que le canjea el odio de los hombres dedicados al pastoreo", provocan su tala intensiva y su reclusión en los altos y escarpados paredones de la sierra. Pese a que en el pasado su abundancia da nombre a la Sierra Tejeda, hoy es el árbol de Andalucía que más dificultades plantea en su conservación.

Olivos de Órgiva. Los olivos milenarios de esta localidad de La Alpujarra granadina son tan famosos que, según cuentan, se le llegó a escriturar uno a la reina Isabel II. Mientras la polémica sobre quién plantó estos olivos, si fueron pobladores romanos, árabes o posteriores cristianos, sigue abierta, los robustos y retorcidos troncos muestran sus formas escultóricas y caprichosas y alimentan la leyenda que los sitúa entre los ejemplares más longevos de la Península Ibérica.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  27 de octubre de 2020