inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ARROZ

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
Planta herbácea perteneciente a la familia de las gramíneas ( oryza sativa ), propia de terrenos muy húmedos, cuyo fruto es un grano oval rico en almidón. El arroz es el alimento básico para más de la mitad de la población mundial, incuso es el más importante del mundo si se considera la extensión de la superficie en que se cultiva y las personas que depende de su cosecha. Es una planta anual con el tallo derecho y empinado, que se estira hasta alcanzar el metro de altura. Las hojas son acintadas, numerosas y un poco ásperas, sobre todo en los bordes. La inflorescencia terminal está constituida por una panoja de espiguitas compuestas por una sola flor. El fruto es una cariópside blanca o ligeramente parda. Originario del sureste asiático "se cultiva en China desde hace más de 5.000 años", es introducido en Europa hacia el siglo VI d. C., aunque su cultivo no se difunde hasta el siglo XV. Se cría en los arrozales, campos de cultivo muy planos que se mantienen inundados mientras el arroz se desarrolla y hasta que la planta va a granar. Florece en verano. En España el grano de arroz alcanza su plena madurez desde finales de agosto hasta primeros de octubre, época en la que se procede a segarlo. Posteriormente, el grano sufre un proceso de descascarillado, privándole de sus partes exteriores, ricas en proteínas, vitamina B y sales minerales. El arroz que conocemos nosotros es más pobre en materias alimenticias que el que se consume en Extremo Oriente. Aparte de sus propiedades culinarias, el arroz es antidiarreico, antiinflamatorio y astringente. A partir de sus semillas se elabora el sake , bebida muy popular en países como Japón.

El arroz ocupa el segundo lugar después del trigo si se considera la superficie cosechada, pero si se considera su importancia como cultivo alimenticio el arroz proporciona más calorías por hectárea que cualquier otro cultivo de cereales. Además de su importancia como alimento, el arroz proporciona empleo al mayor sector de la población rural asiática, pues es el cereal típico de Asia meridional y oriental, aunque también es ampliamente cultivado en África, América y algunos puntos de Europa meridional, sobre todo en las regiones mediterráneas, caso en España del delta del Ebro y el Bajo Guadalquivir. Su consumo y, por tanto, su comercio están determinados por los tipos de arroz y por la calidad de los mismos. Se consideran dos tipos básicos: de grano largo, que a su vez se clasifica de acuerdo con el porcentaje de granos partidos y que sean o no aromáticos. Este tipo de arroz representa el 85% del comercio mundial de arroz, incluyendo aproximadamente el 10-15% de arroces aromáticos (tipos jazmín y basmatil), 35-40% de arroces de alta calidad (menos del 10% de granos partidos) y del 30-35% de arroces de baja calidad. El segundo tipo es el grano medio-corto de tipo japónica: el comercio de este tipo de arroces representa solamente una cuota del 15%, pero es tradicionalmente el consumido en España. El comercio mundial del arroz se viene incrementando más de un 8% anual y se estima que esa tasa subirá incluso hasta el 11%, en buena parte por el impacto de la liberalización comercial mundial. La producción mundial supera los 600 millones de toneladas anuales, de las que China aporta 190 millones y la India 135. En Europa el mayor productor es Italia, seguida de España.

Se trata de un cultivo tropical y subtropical. La mayor producción a nivel mundial se concentra en los climas húmedos tropicales, pero también se puede cultivar en las regiones húmedas de los subtrópicos y en climas templados como el andaluz. El cultivo se extiende desde los 49-50º de latitud norte a los 35º de latitud sur. El arroz se cultiva desde el nivel del mar hasta los 2.500 m. de altitud. Las precipitaciones condicionan el sistema y las técnicas de cultivo, sobre todo cuando se cultivan en tierras altas. El arroz necesita para germinar un mínimo de 10 a 13ºC, considerándose su temperatura óptima entre 30 y 35ºC. Por encima de los 40ºC no se produce la germinación. El crecimiento del tallo, hojas y raíces tiene un mínimo de 7º C, considerándose su óptimo en los 23ºC. Con temperaturas superiores a ésta, las plantas crecen más rápidamente, pero los tejidos se hacen demasiado blandos, siendo más susceptibles a los ataques de enfermedades. El espigado está influido por la temperatura y por la disminución de la duración de los días.

El arroz en Andalucía.  La comunidad española con mayor producción arrocera es Andalucía, en torno a las 325.000 toneladas anuales, pero se trata de un cultivo relativamente reciente. Experiencias de cultivo de arroz en las marismas del Bajo Guadalquivir se realizan a principios de los años treinta del siglo XX, pero son sobre todo la Guerra Civil y la dura posguerra autárquica las que obligan a incentivar el cultivo en España. Andalucía se une entonces a las comarcas tradicionalmente arroceras "desembocadura del Ebro y albufera valenciana". Dada su elevada necesidad de agua, el arroz es un cultivo sometido a fuertes oscilaciones en la superficie cultivada. En 1995, año de gran sequía, esa superficie supone apenas los 54.000 ha, pero se dobla en dos años "112.000 en 1997". En los últimos años la superficie sembrada en España oscila entre las 110.000 y 112.000 ha, de ellas 36.000-38.000 en Andalucía. La producción española alcanza por primera vez las 800.000 toneladas en 1999, cifra que tiende a mantenerse desde entonces "850.000 en la temporada 2002-2003, de ellas 500.000 variedad índica y 350.000 japónica". España es exportadora de arroz, y algún año se llegan a superar las 300.000 toneladas vendidas en el extranjero, aunque los periodos de baja producción, como el bienio 1994-1995, obligan a fuertes importaciones. Tanto en superficie cultivada como en producción, la provincia de Sevilla representa el 92% de Andalucía, de promedio, y Cádiz el resto. La productividad alcanzada en Andalucía, que supone los 8.000 kilos por hectárea en algunos años, supera a la conseguida en los principales países arroceros, como China, Corea o Japón, que se sitúa en torno a los 7.000.

El alto consumo de agua de los arrozales explica que en Europa sea un cultivo mal acogido en algunos sectores, aunque en el caso andaluz los arrozales protegen el conjunto de Doñana y son reconocidos como excelente hábitat para muchas especies de aves. En los últimos años los intereses de los arroceros andaluces tropiezan con las autoridades del puerto de Sevilla, partidarias de un dragado del río que, a juicio de los arroceros, perjudicaría, por exceso de salinización, la calidad de las aguas utilizadas para el cultivo del arroz. Dada las características de los terrenos dedicados al arroz, no hay alternativas fáciles a este cultivo. La entrada de España en la UE implanta un sistema de compras públicas que garantiza a los arroceros un precio mínimo, que tiende a ser sucedido por uno de subvenciones generales con independencia de los precios, lo que provoca que en alguna coyuntura el cultivo no sea rentable.

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  18 de octubre de 2019