inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ALBA, CASA DE

VOLVER
Ver fotografas
Linaje nobiliario español, Grande de España desde la creación de este título por Carlos V. Su origen se remonta a la primera mitad del siglo XV, cuando en 1432 el rey Juan II de Castilla, abuelo de Isabel la Católica y mecenas del poeta Juan de Mena, otorga a Hernando Ál­varez de Toledo la villa de Alba de Tormes (Salamanca), en compensación por su servicio a la Corona. Ya en la familia de este primer señor de la villa de Alba hay miembros dis­tinguidos por la monarquía de Castilla desde la campaña de Toledo (arrebatada a al-Ándalus en 1085 por Alfonso VI). Fernando, hijo heredero de Hernando Álvarez de To­ledo, consigue en 1439 una Real Cédula de Enrique IV por la que el Señorío de Alba se eleva a condado. El mismo rey castellano, a través de otra Real Cédula rubricada en 1472, otorgará al sucesor del primer conde de Alba, Garci Álvarez de Toledo, el título de duque de Alba por los servicios prestados como Capitán General de los ejércitos de Castilla.

De Castilla a España.  Surge de esta manera el du­cado de Alba, en los albores del Renacimiento y de la Es­paña imperial, veinte años antes del Descubrimiento de Amé­­rica, debido a la fidelidad y servicio que los Álvarez de To­ledo han prestado a la corona de Castilla en sucesivas ge­neraciones. Los primeros duques de Alba, especialmente el segundo y el tercero, están llamados a ser pieza clave en el tránsito de Castilla a España, entre el reinado de los Re­yes Católicos y el de Felipe II. No obstante, Garci Álvarez de Toledo, primer de duque de Alba, marcará una de las pau­tas de la actividad político-militar más características de la casa ducal: la defensa y lealtad al partido o linaje que a su juicio mejor encarne la legitimidad, como cuando el II duque de Alba defiende los derechos de la Corona de Juana la Loca frente a la regencia de su padre Fernando de Ara­gón tras la muerte de la esposa de éste, Isabel la Católica.

Del matrimonio entre Garci Álvarez de Toledo y Ma­ría Enríquez "tía abuela de Fernando el Católico" nace Fadrique Álvarez de Toledo, que heredará el título en 1488. El II duque de Alba participa destacadamente en las guerras de Granada, y, a pesar de apostar decididamente por los derechos de Juana la Loca al morir la reina Isabel, sirve a Fernando el Católico en la incorporación de Navarra a la Corona castellana. Fadrique Álvarez de Toledo se apodera de Pamplona (1512) en una campaña contra las tropas francesas de Luis XII en apenas 15 días. También guerrea en Italia y Flandes, pero la fama de guerrero implacable se la gana en los campos de batalla europeos su heredero, Fer­nando Álvarez de Toledo, III duque de Alba. Cuando éste recibe el ducado de su abuelo "su padre muere en combate sin llegar a heredar el título", Fernando el Católico ya ha muer­to, y, como su abuelo, es partidario del futuro em­pe­rador Carlos V frente a la oposición inicial de los nobles cas­tellanos hacia el monarca extranjero .

El Gran Duque.  Es en tiempo de Fernando Álvarez de Toledo, llamado el Gran Duque, cuando la Casa de Alba obtiene el título de linaje Grande de España, al crear Carlos V esta dignidad. El III duque de Alba se convierte en figura militar clave en la política imperial tanto de Carlos V como de Felipe II, y llega a ser acusado de actuar con cierto fanatismo y crueldad al mando de los tercios de Flandes, en su enfrentamiento con los rebeldes flamencos siendo go­ber­nador de los Países Bajos. Su ejercicio militar co­mien­za en la defensa de Fuenterrabía, asediada por los fran­ceses. Participa en la batalla de Pavía (1525), en la que un ejército de Carlos V derrota a los franceses en esta ciudad italiana, y hace prisionero al rey Francisco I de Fran­cia, que es encerrado en Madrid. Siendo virrey de Nápoles invade los territorios pontificios para exigir al Pa­pa la ruptura de su alianza con Enrique II de Francia. Al fi­nal de su vida, el III duque de Alba interviene en la anexión de Por­tugal por Felipe II (1581), y fallece en Lisboa un año después.

Entronque andaluz. A través del segundo matrimonio del sexto duque "con Catalina Enríquez de Ribera * , V marquesa de Villanueva del Río", la Casa de Alba arraiga en Andalucía, al incorporarse entonces al patrimonio de los Alba el palacio sevillano de las Dueñas. En 1660 además se incorpora a los do­minios de los Alba el ducado de Montoro. A partir de entonces destacados miembros de la casa ducal están vinculados a Andalucía, como María Teresa de Silva y Álvarez de To­le­do, XIII duquesa de Alba (1762-1802), inmortalizada por el pintor Francisco de Goya * en sus Cua­der­nos de San­lú­­car ; y cinco generaciones después, a co­mienzos de este siglo, el palacio sevillano es la residencia de la XVIII octava duquesa de Alba.

Al morir en 1802 sin descendencia la XIII duquesa de Alba, hereda el título Carlos Fitz-James Stuart y Silva, VII duque de Berwick, emparentado con una hermana del abuelo de María Teresa de Silva y a su vez con el rey Ja­cobo II de Inglaterra. De la Casa de Berwick es herencia el palacio de Liria que los Alba tienen en Madrid. El XV du­que de Alba se emparenta con el condado de Montijo a través de su matrimonio con la hermana mayor de Eugenia de Mon­tijo, emperatriz de Francia. Cayetana de Alba * , la primera duquesa de esta casa en el siglo XXI, hereda el tí­tulo de su padre, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII du­que de Alba. Los seis hijos de Cayetana de Alba ostentan asimismo títulos ducales; el primogénito, Carlos, posee el ducado de Huéscar, dignidad y título de los herederos de la Casa de Alba desde 1563.

Los Alba y las artes. El linaje de Alba dispensa a lo largo de la historia una atención importante al mundo de las letras y las artes, no menos que a la vida política española. Prueba de ello es el mecenazgo que los diversos miembros de la Casa de Alba ejercen sobre artistas "especialmente pintores", escritores e intelectuales. Cervantes tiene dedicatorias "al duque de Alba", y el quinto duque, Antonio Álvarez de Toledo, no sólo apoya a Lope de Vega sino que lo considera hombre de su confianza cuando el duque es encarcelado por Felipe II, quien se había opuesto a su matrimonio con Mencía de Mendoza y Enríquez. Hay constancia de que María Teresa de Alba, XIII duquesa de Alba, es una mecenas generosa, que protege a Francisco de Goya y llega a tener amores "al filo de la leyenda" con el pintor en su residencia de Doñana * . Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque, gran aficionado a la historia, desarrolla un importante mecenazgo sobre destacados intelectuales y artistas coetáneos suyos, como el pintor Zuloaga, el músico Manuel de Falla * o el arabista Emilio García Gómez * . Su hija Cayetana sigue sus mismos pasos, y es además gran aficionada al flamenco y los toros.

Patrimonio. Los títulos, dominios y patrimonios de la Casa de Alba, heredados a través de más de cinco siglos de distinciones, se han ido adaptando a los tiempos, y la gestión de este patrimonio se ha transformado con la inversión en bienes inmuebles y la creación de empresas para la ad­ministración y explotación de sus fincas, algunas de las cuales están repartidas por Andalucía, de manera que la Casa de Alba es una de las principales propietarias en tierras andaluzas. Es el primer marido de Cayetana de Alba, Luis Martínez de Irujo, quien actualiza decisivamente el sistema de gestión del patrimonio de los Alba con la adquisición de propiedades inmobiliarias. Su labor en la administración del ducado la continúa Jesús Aguirre * "segundo marido de Cayetana" al Frente de la Fundación Casa de Alba.[ Jesús Chacón ]

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  30 de septiembre de 2020