inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ALCALÁ DE GUADAÍRA

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
(Se).Ciudad del área metropolitana de Sevilla, distante tan sólo 16 Km. de la capital en un continuo urbanístico. Registra 58.350 h., su término mi­de 287 Km 2  y su altitud sobre el nivel del mar es de 46 m.

Situación. Se localiza junto al río Guadaíra, afluente del Guadalquivir, en las estribaciones de los Alcores * , alturas de afloramientos calcoareníticos que sobresalen de la llanura del Río Grande por Carmona, El Viso y Mairena. Con estos núcleos enlaza mediante carretera que continúa  al suroeste hasta Dos Hermanas y Utrera. Pero sobre todo conecta con Sevilla por una antigua vía, hoy salida de la A-92 hacia Antequera, Granada, etc. Cruce de caminos, agua y sobre todo proximidad a la capital explican mucho del pasado y el presente.

Historia. Para algunos tendría su origen en Hienipa, tur­detana, tartésica o de fundación fenicia y se quiere relacionar con el griego hippos , caballo, aludiendo a equinos sal­vajes en un desaparecido bosque de los Alcores. Lo cierto es que la actual ciudad procede de una fortaleza junto al afluente del Guadalquivir, de donde el nombre de al-Calá, o cas­tillo, del Guadaíra (Guad Xira o río del abasto, porque era en realidad el gran centro de suministro a la capital). Per­tenece a la provincia o kora  califal de Isbilia y, como lo atestigua su alcazaba, es importante en la época almohade, cuando la capital de al Ándalus residía en Sevilla. Entonces los cultivos de regadío, la abundancia de molinos harineros, el abastecimiento y el suministro de agua a la capital la di­bu­jan ya como un núcleo del área de influencia de aquella.

Tras la conquista castellana en 1244 se refuerza su fortaleza para el ataque a Sevilla, a cuyo Concejo o Ayun­ta­miento se adscribe. Después Alcalá de Guadaíra es objeto de cesiones a distintos miembros de la nobleza, a la vez que su castillo hace de prisión para otros, según fuesen partidarios de uno u otro noble o monarca. Por una parte, es­tán recluidos el maestre de Calatrava, el arzobispo de Bra­ga y el duque de Osuna. Y, por otra, en 1332 es cedida a Do­ña Leonor de Guzmán, en 1473 y 74 era codiciada por el duque de Medina Sidonia y el marqués de Cádiz y en 1477 pasa a ser villa de realengo. Además de los que se convierten e integran, aún a principios del siglo XVII existía una morería importante en la ciudad, según Lapeyre.

Madoz cita en su Diccionario alcaides del castillo de los siglos XV y XVI, como Fernán Arias, Diego López de Ha­ro, Alonso de Villa, Diego de Alcántara, Martín Fer­nán­dez Navarro y, en 1545, Cristóbal de Monroy y Silva, natural de la villa. No hay muchas noticias posteriores, aunque es cabeza de partido judicial de forma efímera, pasando en 1840 al distrito de Sevilla. Unos diez años antes al viajero estadounidense Washington Irving le llama la atención las largas reatas de mulas y asnos cargados de pan hacia Se­vi­lla. El mencionado Diccionario  la denomina también Alcalá de los Panaderos y aporta otras informaciones que adjuntamos en texto aparte, como la abundancia de agua o que con­taba con 6.700 h., incluido El Gandul, "que, por haber que­dado casi sin vecinos, se declara dependiente de Al­ca­lá". La actualidad se explica por la cercanía a Sevilla, la fun­ción industrial (que sustituye a la tradicional de pan, acei­tunas y maderas) y residencial (unos pocos grados me­nos de temperatura en verano añaden atractivo), lo que ha­ce aumentar la población progresivamente, pasando de 45.000 a casi 60.000 en los últimos 20 años.

Plano urbano y monumentos.  La ciudad se extiende desde el antiguo castillo hacia abajo hasta el camino a Sevilla y hoy desborda algo la autovía 92, a cuyas orillas se instalan industrias y naves, prolongándose hacia el noroeste más allá del Cerro de Cabeza Hermosa. Por el este la expansión no llega a esa vía rápida y al sur la ciudad traspasa el río Guadaíra más allá del antiguo puente romano donde crecen las urbanizaciones (Pinar de la Oromana). Sin embargo, a grandes rasgos el plano actual queda más o menos constreñido por un banda diagonal NO-SE entre la A-92 y el serpenteante Guadaíra, que, como vimos, es un protagonista en la historia y la economía alcalaína.

Aún se conservan molinos y restos mudéjares a los largo de tres km. (en línea recta, en torno a cuatro con las curvas del río) desde el del Realejo al de la Aceña, pasando por el Algarrobo, San Juan y Benarosa. El castillo, de origen almohade, tenía siete torres, una amplia muralla, de la que se conserva gran parte, y otra cerca periférica. Desde allí se divisa la ciudad y una vega de origen árabe. A sus pies, antiguos barrios de trazado andalusí y casas blancas y, cerca, la ermita de la Virgen del Águila, patrona de la ciu­dad, que celebra sus fiestas y feria el 15 de agosto. Algo más abajo las iglesias de Santiago y la de San Sebastián, mudéjar y con reformas del XVIII. Merece la pena acercarse a la aldea de El Gandul * , prácticamente despoblada, pero una especie de síntesis de la arquitectura e historia andaluzas: asentada sobre una ciudad romana, tiene una gran torre almohade del siglo XII, una ermita y un palacio barroco. Además de las pendientes y el río, Alcalá refleja bas­tante su emplazamiento natural (con abundancia de zo­nas verdes y parques) y de su artesanía tradicional guarda la elaboración de todo tipo de pan y las tortas alcalaínas. Ante la cercanía de Sevilla, la información turística queda eclipsada, pero hay una feria importante en agosto y una romería de San Mateo, patrón de la ciudad, en septiembre.

Economía, población y área de influencia. Alcalá de Guadaíra constituye el vértice sureste del área metropolitana de Sevilla, tiene casi 60.000 habitantes y cuenta con una renta familiar por habitante que oscila entre 6.975 y 7.800 euros, siendo similar a la media andaluza. El origen de su di­namismo apenas se basa en un proceso de suburbanización de tipo productivo y residencial generado por la conformación del área metropolitana de Sevilla (AMS). Más bien éste obedece a la expansión de la actividad industrial surgida al amparo de la creación del polo de desarrollo de Sevilla, cuyos centros de actuación radicaban en la capital provincial, en Alcalá y en Dos Hermanas. La puesta en mar­­cha de las políticas de planificación del desarrollo de los años sesenta supuso una ampliación de la escala de los pro­cesos urbanos de Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá pasando esta última de tener 31.004 habitantes en 1960 a 45.352 en 1981.

El motor del cambio es la masiva calificación de suelo para procesos fabriles que a partir de las normas provisionales de ordenación de los polos de desarrollo delimitan grandes extensiones de terreno para la implantación de tales actividades, favorecidas además por la política de in­cen­tivos y de ayudas públicas. Tal ordenación se apoya en las vías de comunicación existentes, en este caso, en el eje que conectaba Alcalá con Sevilla (carretera de Málaga). Pa­­ra ello, se crean paulatinamente cinco polígonos in­dus­tria­les (La Red, Fridx, Polysol, San Nicolás y José Ro­drí­guez) con una extensión de 1.560 ha. El resultado de este proceso desde la óptica de la evolución demográfica se puede medir a partir del crecimiento vegetativo correspondiente a 1960-70 (de los más altos de los núcleos que constituyen el AMS), de la tasa migratoria (1,60 % en 1960-75, elevada en comparación con las demás poblaciones de la provincia) y del logro de haber alcanzado un alto índice de escolaridad en 1981 para las edades comprendidas entre los 6 y 13 años; si bien a partir de los 14 la posibilidad de conseguir fácilmente un puesto de trabajo explica el que disminuyera ésta por debajo de la media del AMS.

Alcalá de Guadaíra se consolida como el segundo centro industrial del AMS (después de Sevilla), el número de establecimientos representa el 15,8 % del conjunto del Área y el empleo significa el 15,2% de ese total. Esta situación da lugar a que la ciudad esté bien dotada de establecimientos bancarios, de servicios empresariales, de centros de enseñanza, de equipamientos turísticos (hoteles, cafeterías, restaurantes) y que tenga una de las rentas empresariales más altas del AMS. Se trata de una industria bastante diversificada, aunque con claro predominio de sectores maduros de demanda débil (60%), apoyados en la estrategia de reducción de costes y relacionados con la primera transformación de recursos agrarios (16,4%), metalurgia, fabricación de productos metálicos, productos minerales no metálicos, madera y muebles mientras que los de demanda fuerte representan un 7,7%. El otro rasgo que caracteriza la estructura industrial de Alcalá es el fuerte predominio de establecimientos de tamaño pequeño (20,5 trabajadores por establecimiento). Sin embargo, las inversiones realizadas en ampliaciones industriales y en nuevas plantas en el 2002 constituyen una de las más importantes del AMS e incluso de Andalucía (14.043.868 de euros). Todo este conjunto de rasgos que identifican al proceso de industrialización de Alcalá de Guadaíra sirve para explicar en parte por qué la tasa de escolaridad superior para las edades entre 18 y 25 años sigue situándose por debajo de la media del AMS, como ocurría en otras épocas; de la misma manera que la tasa de actividad se va incrementando desde 1981 pasando del 46,3% al 51,8% en 1991 (último dato publicado).

Desde el punto de vista del urbanismo es ahora cuando Alcalá está desarrollando importantes actuaciones para corregir los problemas de la estructura interna de la ciudad, tanto en las áreas residenciales como industriales, las cuales supondrán la mejora de la cualificación ambiental y urbanística sobre todo de los enclaves próximos a los sistemas de comunicación. Pues, estos espacios presentan deficiencias ambientales, de accesibilidad y de estructuración interna; porque hasta hace poco tiempo el desarrollo residencial que tenía que ver con la conformación del AMS se vincula al núcleo tradicional de Alcalá debido al gran perímetro del municipio. Y únicamente a partir de la década de los ochenta del siglo pasado es cuando se empieza a consolidar espacios residenciales de nueva planta.

Este comportamiento evolutivo de la ciudad, el ta­maño poblacional y la gran extensión del municipio justifican en parte el que en Alcalá no tengan significación los de­­sarrollos urbanos y los centros de actividad propios de pro­­cesos metropolitanos maduros. Tales como grandes equi­­pa­mientos, parques empresariales especializados o áreas de nueva centralidad (grandes superficies con zonas de ocio), como está comenzando a suceder de una forma es­pon­tánea en el Aljarafe utilizando como polos de atracción los centros comerciales. Por otro lado, tampoco está bien dotada de instalaciones hospitalarias, puesto que la única existente se encuentra en Dos Hermanas. La causa de estas deficiencias cabe aducirla a que la concentración en una zona de tales servicios y/o equipamientos está en relación con el volumen de población y con el nivel de renta que alberga un área poblacional y en este caso Alcalá todavía no logra los umbrales alcanzados por el Aljarafe.[ Gabriel Cano / Rosa Jordá Borrell ]

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  21 de noviembre de 2019