inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

MARTIRIO

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
(huelva, 1954). Cantante. Nombre artístico de Maribel Quiñones. En su caso, Martirio no es sólo un mero seudónimo, supone también la creación de un personaje que constituye todo un fenómeno social y estético. Ataviada con oscuras gafas de sol y peinetas barrocas y surrealistas a la vez, Martirio se presenta en 1986 como "tonadillera rockera posmoderna". Pero su carrera artística había comenzado en 1981 con Jarcha * , cuando el grupo onubense, en su segunda etapa, inicia la búsqueda de aires más flamencos. En 1984, Maribel Quiñones graba con Jarcha el disco A la memoria de Federico García Lorca , y ese mismo año se integra en el grupo Veneno (Kiko Veneno, Rafael y Raimundo Amador, de Pata Negra) ya bajo el nombre de Martirio; graban el EP Si tú, si yo , y actúan entre 1984 y 1985 en lugares emblemáticos de la movida musical española, como la sala madrileña Rock-Ola. En este tiempo, Veneno y Martirio graban insólitas versiones en español de temas de los Beatles, como "Yo soy la morsa" ("I am the walrus"), que nunca se han publicado. 1986 es el año de su despegue en solitario con el disco Estoy mala , álbum que supone el primer intento de introducir y fusionar la copla española con el pop-rock, y la aparición para el gran público del personaje Martirio y su peculiar estética de trajes y peinetas estrambóticas, a veces en la línea del estilo del cómic. Cuenta con su amigo Kiko Veneno en la composición de temas y con Teo Cardalda (Golpes Bajos) en la producción. Con Estoy mala , Martirio se convierte en un fenómeno social, sus letras son verdaderas crónicas de la mujer atribulada de los ochenta, la mujer anónima que sufre, que se enamora y se desenamora. Todo lo cuenta Martirio con un lenguaje repleto de matáforas urbanas, con un poderoso sentido del humor entre ácido y surrealista y con una voz dúctil y sensual, heredera a su vez de los matices de las tonadilleras clásicas y de las cantantes de pop, rock y punk. Tras salir el disco, comienza inmediatamente giras por toda España y Francia.

En 1989 publica su segundo álbum, Cristalitos machacaos (que llega a editarse en Japón), donde Martirio comienza el proceso de depuración de sí misma que caracteriza toda su obra. Afina musical y conceptualmente las líneas de Estoy mala e introduce las primeras pinceladas de jazz y blues en su particular interpretación de la copla. Dos años después, en 1991, Martirio elige el camino de la búsqueda (sin recrear sus éxitos recientes) y publica La bola de la vida del amor , disco arriesgado y adelantado a su tiempo en el que busca fusionar el alma de la copla española con nuevas músicas, bajo el horizonte sonoro de Peter Gabriel. Martirio empieza a despojar también su propia imagen, y desde entonces las peinetas son menos exuberantes y figurativas y dan paso a peinetillas y diademas, a la vez que sus trajes son más sutiles y sus gafas paulatinamente menos oscuras. A este trabajo sigue He visto color  (1994), donde Martirio (que firma por primera vez letras en solitario), con la aportación  musical también por primera vez de su hijo Raúl Rodríguez, da la vuelta al género de las sevillanas al mezclarlas con los ritmos del jazz, el blues, el rap, el pop, el swing o la música árabe. Ella misma lo define con su peculiar humor: "Son diez sevillanas cuadradas" pero redondas".

Este acercamiento al jazz desemboca en su quinto trabajo, Coplas de madrugá (1997), selección de temas clásicos de la copla con acompañamiento jazzístico de la mano del Chano Domínguez Trío. Con él consigue Martirio que la copla se oiga por primera vez en festivales de jazz. Paulatinamente se acerca a la música hispanoamericana, hace giras junto a Compay Segundo (España y Francia), Chavela Vargas o Marta Valdés. De estos contactos surge el álbum Flor de piel (1999), una selección de boleros y tangos interpretados con su estilo personal, donde introduce la guitarra y compás flamenco gracias a la colaboración en la producción de su hijo Raúl Rodríguez y su grupo Son de la Frontera. En 2001 aparece Mucho corazón , disco de recuperación y adaptación de temas del cancionero latino (incluido un homenaje a Carlos Cano), que cierra la trilogía abierta con Coplas de madrugá y cuya gira la consagra definitivamente al llenar los principales teatros tanto de España como de Hispanoamérica (Buenos Aires, Caracas, La Habana, Medellín, Puerto Rico, Bogotá, México). También actúa en Miami (Festival World Music), donde llega a ser nominada en 2002 para el Grammy Latino en la categoría Mejor Álbum Flamenco por Mucho corazón . En 2004 graba con el pianista Chano Domínguez en directo en el Teatro Monumental de Madrid el disco Acoplados , junto a la Orquesta Sinfónica de RTVE y una Big Band. Continúa realizando giras con la propuesta escénica "Esencial", acompañada únicamente de los músicos Raúl Rodríguez (guitarra) y Jesús Lavilla (piano). En 2006 graba en la ciudad de los rascacielos el álbum Primavera en Nueva York , una colección de doce boleros en clave jazzística para la que la artista onubense se rodea de grandes músicos norteamericanos y del jazz latino, entre ellos el saxofonista cubano Paquito de Rivera.

Junto a su faceta de cantante, Martirio ha cultivado también la interpretación: aparece en películas como Belmonte o Más allá del jardín o en el espectáculo Don Juan, carnaval de amor y muerte (Centro Andaluz de Teatro). También trabaja en televisión ("Lluvia de estrellas", "Menudas estrellas" de Antena 3; presentadora de "Al buen compás", para Canal Sur TV, en 1990). Es autora del libro La vuelta a Martirio en 40 trajes (Planeta), escrito en colaboración con Juan Cobos Wilkins * , recorrido por su iconografía emocional a través de sus peculiares trajes. La artista onubense, siempre en su línea de búsqueda creativa antepuesta al éxito comercial, ha sido galardonada con la Medalla de Andalucía (2004), que otorga el Gobierno andaluz, con la Llave de la ciudad de Medellín y con el título de Hija Predilecta de San Juan de Puerto Rico. Asimismo, en su tierra natal Martirio ha recibido diversos premios y reconocimientos, como el concedido por la Junta de Andalucía y la Ciudad de Huelva (2003) a su trayectoria, y el premio Onubense del año 2005 (Grupo Joly)  [ Jesús Chacón ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  08 de diciembre de 2019