inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

AYAMONTE, MARQUéS DE

VOLVER
(ayamonte, huelva, 1606-segovia, 1648).  Político. Francisco Antonio de Guzmán y Zúñiga, IV marqués de Ayamonte, era miembro de una de las ramas de la poderosa familia de los Guzmanes, aunque su señorío, cuya principal población era la villa que daba nombre al título, tiene limitados recursos. Este hecho marcaba un profundo contraste con los medios de otras ramas más opulentas de la familia, como era el caso de sus parientes los duques de Medina Sidonia, o del propio conde duque de Olivares, a quien Felipe IV había encomendado regir los destinos de la poderosa monarquía hispánica.

El IV marqués de Ayamonte ejerce diferentes cargos en la corte madrileña, donde se encontraba bien relacionado. En cierta ocasión, rompe cañas con el propio rey a quien llega a alcanzar en el pecho, suceso humillante para un monarca tan galán como era Felipe IV. El marqués decide en aquella ocasión poner tierra de por medio y retirarse a su villa de Ayamonte. Es famosa su prodigalidad, hasta el punto de llevar al borde de la bancarrota la hacienda de su marquesado, que desde 1636 era administrado por el Consejo de Castilla. El alto organismo de gobierno solamente dejaba a don Francisco los recursos necesarios para el mantenimiento estricto de su casa.

En 1637 participa, junto a su primo el duque de Medinasidonia, en las operaciones militares que se llevan a cabo en el Algarve portugués para abortar un movimiento de rebelión, que había prendido en aquellas tierras contra el dominio castellano en Portugal y que es considerado por muchos historiadores como el antecedente más importante a la rebelión de 1640, que conduce a la independencia de aquel reino.

En la conjura urdida por don Alonso Pérez de Guzmán * , IX duque de Medina Sidonia, para sublevar Andalucía, don Francisco Antonio desempeña un papel importante, aunque los testimonios conservados presentan perfiles muy diferentes para valorar su actuación en aquel episodio. Para unos es el colaborador más importante del duque en su pretensión de convertirse en rey de Andalucía, mientras que para otros era partidario de sublevar Andalucía pero con la finalidad de establecer en ella una forma de gobierno republicana. A pesar de que se lanzan sospechas sobre su participación en aquella conjura, lo cierto es que aparece como uno de los principales implicados. Cuando los agentes del conde-duque de Olivares descubrieron la trama, al marqués se le ordena acudir a la corte para que diese cuenta de sus actos y respondiese a las acusaciones que pesaban sobre su persona.

En su camino hacia Madrid es detenido al llegar a la población toledana de Illescas, donde se le somete a un interrogatorio a resultas del cual confiesa su culpabilidad, pero señalando que el mayor responsable era Medina Sidonia a quien advierte, según la propia confesión del marqués, de que no le permitiría proclamarse rey de Andalucía y que sólo le apoyaría en la creación de una república andaluza. Sometido a juicio, que está acompañado de un largo peregrinar por numerosas prisiones, es condenado a muerte y a que le sean confiscados todos sus bienes. Sin embargo, una Junta creada al efecto recomienda a Felipe IV que le conmutase la pena capital por la de cadena perpetua, además de que se aplicase la confiscación de bienes decretada. El monarca se conforma con este dictamen.

No obstante, el marqués tendría un trágico final, ya que en 1648, al descubrirse la conspiración del duque de Híjar en tierras de Aragón, el monarca decide que no podía aplicarse clemencia a quienes eran traidores convictos como era el caso de Ayamonte. El desgraciado marqués, sin valedores que intercediesen por su persona, después de haber recibido la clemencia regia, es decapitado en el alcázar de Segovia, donde se encontraba prisionero. Era el 12 de diciembre del mencionado año.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  13 de noviembre de 2019