inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

BALBOS, LOS

VOLVER
Familia gaditana de origen semita que destaca en Roma en tiempos de Julio César * y Augusto. Cornelio Balbo el Mayor sirve en el ejército durante la guerra sertoriana (80-71 a.C.), recibiendo de Pompeyo la ciudadanía romana con su familia. Los Balbos se enriquecen con el comercio, dada la tradición mercantil de Gades, antigua colonia fenicia, y es probable que su fortuna avale su ingreso en el orden ecuestre, al que pertenecen los más importantes sectores financieros de Roma. En el destino de este clan gaditano es decisiva su relación con Julio César, a quien conocen probablemente cuando viene como cuestor a la Bética *  (69 a.C.). El futuro dictador debe apreciar ya las cualidades de Balbo como colaborador y consejero. La amistad entre ambos personajes quedaría definitivamente ratificada cuando César retorna a la Bética como gobernador en el 61 a.C. y Gades le presta entonces ayuda naval durante su campaña contra los lusitanos, siendo Balbo uno de sus oficiales.

A partir del año 60 a.C. las fuentes sitúan a Balbo en Roma como hombre de confianza de César, defendiendo también allí los intereses de sus paisanos. Participa muy activamente en las negociaciones que conducen a la formación del Primer Triunvirato entre César, Pompeyo y Craso, dada su notable vinculación con los dos primeros. Inicia una estrecha amistad con el gran orador Cicerón y es también adoptado por el historiador Teófanes de Mitilene. En el año 59 a.C. Balbo figura entre los oficiales de César en las Galias, cuya conquista sería una de sus grandes hazañas. Pero el gaditano actúa realmente como su agente oficial en Roma, a la que se desplaza algunas veces para mantener a su jefe bien informado de los rumores y maquinaciones políticas que se suceden en la capital.

Su actividad parece haber sido por aquel tiempo muy grande, lo mismo financiando con su fortuna muchas de las empresas de César como organizando un auténtico servicio de espionaje y propaganda junto a Opio e Hircio, otros fieles cesarianos, tendentes a contrarrestar las maniobras promovidas por el sector senatorial más conservador, que buscaba distanciar a Pompeyo de César. En el pacto de Lucca (56 a.C.), que reafirma la alianza entre los dos grandes líderes de Roma, Balbo actúa como mediador. Para entonces la oligarquía senatorial ya es consciente del gran poder que el gaditano alcanza en la alta política, algo sin precedentes en Roma tratándose de un hombre de origen provincial. Balbo es acusado de recibir ilegalmente la ciudadanía romana y sufre un proceso del que sale indemne, defendido por Cicerón (56 a.C.).

Guerra civil.  Durante la guerra civil de 49-45 a.C. entre César y los pompeyanos, Balbo trabaja infatigablemente en Roma por la causa cesariana, dedicándose a ganar alianzas, realizar misiones secretas, asegurar las finanzas del dictador y dirigir las operaciones de propaganda. Es en ese momento decisivo cuando aparece en la historia su sobrino Cornelio Balbo el Menor, hijo de su hermano Publio y seguramente educado en Roma, quien también tendría una brillante trayectoria política. Lo vemos actuando como legado de César en las operaciones militares en Grecia que culminarían con la batalla de Farsalia, donde Pompeyo es derrotado. Tras el asesinato de César en marzo de 44 a.C y fiel a su legado político, organiza a un sector del partido cesariano para preparar el ascenso de Octavio, heredero del dictador y futuro emperador Augusto. Balbo llega a alcanzar el consulado en 40 a.C., siendo la primera vez que alguien no nacido en Italia reviste la más alta magistratura romana. Poco después debe retirarse de la política activa.

El prestigio alcanzado en Roma por esta importante familia gaditana es continuado por Balbo el Menor. Es cuestor en la Bética en 44 a.C. y Gades le otorga entonces el quattuorvirato , la más alta dignidad local. Su carrera culmina con el proconsulado de África, donde dirige una importante campaña militar contra la belicosa tribu sahariana de los garamantes, asegurando el dominio romano sobre la zona. Tras su victoria es el primer general no nacido en Italia que entra en triunfo en Roma (19 a.C.). Una inscripción le recuerda como patrono de la colonia Norba Caesarina (Cáceres). También ejerce el pontificado, honor que Gades celebra con una serie de medallones conmemorativos. Se distingue como mecenas ( -> véase Evergetismo ), promoviendo importantes reformas urbanísticas en Gades y financiando la construcción de un teatro en Roma. También escribe algunas obras literarias, entre ellas una tragedia autobiográfica que estrena en el teatro de su ciudad natal. [Juan Francisco Rodríguez Neila ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  09 de diciembre de 2022