inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ROCIANA DEL CONDADO

VOLVER
Ver fotografas
(HU).Municipio de la provincia de Huelva perteneciente a la comarca Condado-Doñana, asentado sobre un terreno de pequeñas colinas y bosques de pinos y atravesado por arroyos que desembocan en las marismas de Doñana. Se encuentra a 109 m. sobre el nivel del mar, posee una superficie de 73 km 2  y dista 37 km. de Huelva y 57 km. de Sevilla. Su población en 2006 es de 6.863 h.

Sus alrededores son habitados desde el Neolítico, según se desprende de los restos arqueológicos hallados en esta zona. Estas tierras pertenecen a la cora o provincia califal de Niebla; a finales del siglo XI se integran en la extensa taifa de los abbasíes sevillanos y en el siglo XIII, en el reino almohade de la misma capital. Las crónicas castellanas del siglo XIII afirman que Rociana ?nombre que proviene, al parecer, de la denominación del sotobosque arenoso típico de la margen izquierda del Guadalquivir? es una aldea o facanía dentro del reino de Labla o Algarbe, con capital en Niebla, en tiempos del rey Aben Mafot. En 1262, Niebla y todos sus dominios caen en manos del monarca Alfonso X, por lo que Rociana pasa a formar parte de Castilla y en 1369, Enrique II concede a Juan Alonso Pérez de Guzmán el territorio del Concejo de Niebla, con el título de Condado, el primero que se crea en Andalucía; y a partir de este momento Rociana goza de una autonomía limitada con su propio cabildo o ayuntamiento. Hasta el siglo XV su principal riqueza se encuentra en la ganadería, seguida de cierta producción cerealística y vinícola, en contraste con la marcada ausencia de manufacturas e industrias importantes. Sin embargo, en el siglo XVI se inicia el tránsito de una economía pastoril a otra de predominio agrícola: olivares, cereales y viñedos. Estos últimos reciben un fuerte impulso por la demanda interior y americana de sus vinos, y por la llegada de inversores de otras provincias españolas, principalmente la Rioja y el País Vasco.

Las disposiciones constitucionales de las Cortes de Cádiz y la Ley de Señoríos de 1833 permiten a Rociana alcanzar su independencia y villazgo, consiguiendo su autonomía respecto de Niebla y el señorío de Medina Sidonia. Son tiempos en los que la economía crece gracias al desarrollo de los viñedos y la comercialización de los caldos, circunstancia que se refleja en la demografía, con altas tasas de natalidad. No obstante, entre 1920 y 1930, cuando empieza a decaer el negocio vinícola, se aprecian las primeras tasas de decrecimiento y, tras el máximo histórico del censo de 1955 (6.280 h.), comienza un proceso migratorio. A partir de la década de los ochenta cambia la tendencia y se produce un aumento real de la población moderado: un 0,38% anual, algo inferior a la media provincial. La apertura de la economía rocianera a la nueva agricultura de regadío explica en gran medida los últimos cambios demográficos acaecidos; el incremento relativo de la población es del 8,11%. Actualmente, cerca del 74,8% de la población activa de Rociana está empleada en la agricultura (viñedos y sus vinos, principal riqueza del municipio, fresa y fresón, naranjos) y la construcción.

Declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía en 2002, su conjunto histórico-artístico presenta monumentos de gran interés, como el ayuntamiento, edificio del siglo XVIII sometido a una transformación neobarroca en 1940; la iglesia de San Bartolomé, templo de características neobarrocas levantado sobre el solar del antiguo edificio, originariamente mudéjar, en 1936; las ermitas de San Sebastián, Nuestra Señora del Socorro y de San Bartolomé, sede de la Casa de la Cultura Odón Betanzos Palacios; o la Hacienda (siglo XVIII). Celebra fiestas patronales de San Bartolomé la penúltima semana de agosto, y el 8 de septiembre, cuando procesiona la Virgen del Socorro, cuya romería es al final de ese mes. Por otra parte, son de gran tradición la Semana Santa, las cruces de mayo y la romería del Rocío, que Rociana vive con especial intensidad. Estas celebraciones están acompañadas por los platos típicos de la tierra, como las calderetas, y por sus vinos jóvenes y afrutados. En repostería, destacan los panetes, elaborados con almendra, huevo y limón.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  21 de noviembre de 2019