inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

VÉLEZ, COMARCA DE LOS

VOLVER
Ver fotografas
(AL). Situada en el extremo norte de la Provincia de Almería, casi en el extremo oriental de la Comunidad Andaluza y a medio camino entre Granada y Murcia, se encuentra la Comarca de Los Vélez. La componen los municipios de Chirivel, María, Vélez-Blanco y Vélez-Rubio.

Se trata de un ámbito débil sin una clara área funcional y cuya delimitación se justifica por la acumulación de variables, en este caso de tan sólo cuatro municipios que comparten un área con rasgos diferenciadores. A pesar de contar con una cabecera pequeña (Vélez-Rubio, 7.026 habitantes, más sus cuatro municipios que suman una población de más de 21.000) se establece sobre un zona extensa. Pero su situación entre las provincias de Granada y Murcia marca con claridad sus límites, así como de una comarca también delimitada como es la de Almanzora, por la Sierra de las Estancias. Antaño se integra en el reino almohade de Almería y es señorío del Marquesado de los Vélez (al igual que Huércal-Overa y Vera) y es partido judicial en 1834. Es reconocida en varias comarcalizaciones y estudios (Dirección General de Urbanismo, 1982, Navarro y Mata 1985). Por la propuesta de la Junta de Andalucía de 1983, forma un consorcio de municipios y es Comarca Leader II (1994-99). También su delimitación comarcal es ratificada por autoadscripción de los consultados en el macrosondeo de Cano (2002), aunque en alguna encuesta señala como capital a Huércal-Overa. La situación de periferia del norte almeriense es ya de por sí una razón suficiente para su delimitación, buscando su solidez como territorio y como área de intervención.

Su situación norteña le proporciona un clima que marca la diferencia con el resto de las comarcas almerienses en su vertiente norte. Un paisaje con bosques, prados y almendros sorprenderá al visitante que traiga una idea estereotipo de la provincia. El clima predominante es mediterráneo-continental con baja pluviosidad, quedando por debajo de los 600 milímetros y teniendo los máximos en primavera y otoño. El carácter torrencial de las precipitaciones, unido a la topografía del terreno, da lugar a fuertes avenidas. La oscilación térmica es muy acusada, con temperaturas absolutas de hasta -18º en invierno y de 41º de máxima en verano.

Un 20% de la comarca es espacio protegido en la figura del Parque Natural de Sierra de María y Los Vélez, que presenta un paisaje forestal con bosques de pinos, encinas, matorral bajo y pastizales en las zonas de mayor pendiente. Los cultivos agrícolas se sitúan en las zonas de menor pendiente, donde abundan los almendros. Predomina el terreno forestal, ocupando el 84% de la superficie, quedando un 14% como superficie cultivada. Los bosques de árboles ocupan el 41% del total protegido sin aprovechamiento económico, a excepción de la leña que se extrae en tratamientos preventivos de incendio y de regeneración de especies. La fauna del parque es rica y se concentra principalmente en los bosques. Destaca el gato montés ( Felis sylvestris ), la gineta común ( Geneta geneta ), el tejón común ( Meles meles ), el zorro ( Vulpes vulpes ), la comadreja ( Mustela nivalis ) y el jabalí ( Sus scrofa ), muy extendido por la ausencia de enemigos naturales.

Los primeros asentamientos atestiguados en la comarca datan del período Neolítico, del que quedan importantes muestras de arte rupestre, repartidas entre los cuatro municipios y que son ya Patrimonio de la Humanidad, acumulando un tercio de todos los yacimientos de pinturas rupestres registradas en Andalucía. Una de las figuras es localizada en el Maimón Chico, dentro del Parque Natural y es tomada como símbolo de la provincia, con el nombre de Indalo. Esta llamativa y esquemática figura representa a un hombre con un semicírculo al que sujeta con los brazos estirados, dando lugar a varias interpretaciones sobre su significado. Iberos, romanos, visigodos y musulmanes también dejarían su huella en esta Comarca, demostrando la importancia estratégica como lugar de paso. De hecho, la Vía Augusta atraviesa este territorio cubriendo el trayecto entre Vélez Rubio y Chirivel, la cual proporciona importancia económica a la zona. El yacimiento del Villar en Chirivel deja muestras del paso de la cultura romana, siendo una escultura de Dionisio, fechada en el siglo II d.C. el símbolo que representa a este municipio. De época musulmana hay que destacar el papel fronterizo que juega en los últimos años del Reino de Granada. El castillo de Vélez-Blanco se convierte en pieza clave de defensa para evitar el avance cristiano sobre la capital nazarita. Tras una conquista pacífica, se construiría el actual castillo, como sede del marquesado, al que posteriormente se le unirían Vélez Rubio, María y Chirivel. Estas dos últimas poblaciones proceden de núcleos de viviendas que acaban cobrando entidad dentro del marquesado, categoría de dominio medieval al que recurren orgullosos sus habitantes.

En su arquitectura podemos averiguar un origen más humilde que los distingue de los dos Vélez, éstos ya con ejemplos monumentales característicos y viviendas de grandes propietarios. El urbanismo de estas poblaciones representa en sí mismo un atractivo digno de tener en cuenta por el visitante. Al turismo cultural hay que añadir una importante oferta de actividades al aire libre, como el senderismo, escalada o el agroturismo, practicables entre paisajes serranos de gran belleza. Su actividad artesana identificativa es la labor del esparto, cuyos productos merecen gran atención desde el punto de vista etnográfico.

La gastronomía es de platos consistentes, como corresponde a una comarca serrana con clima duro en invierno. Así abundan los pucheros, potajes y aderezados con carne de cordero, productos de matanzas y aceite de oliva procedente de las almazaras de la zona. Actualmente, existe una importante producción hortofrutícola ecológica que se ve plasmada en las guarniciones de los platos locales. También merece atención la repostería, con sus rollos de Pascua, mantecados, alfajores, etc.

El acceso a la Comarca está facilitado por la A-92, que la atraviesa en su mitad meridional. La localización de esta autovía recuerda la servidumbre de paso que representa la Comarca de Los Vélez a lo largo de la historia y suponen la puerta más transitada de Andalucía desde el Levante español, por lo que a pesar de su localización recóndita, sus topónimos son más familiares de lo que correspondería a una comarca con tan débil peso funcional. Las poblaciones de María, Vélez-Blanco y Vélez-Rubio se encuentran en un radio de cinco km., quedando Chirivel más alejado, aunque a pie de la autovía, al igual que Vélez Rubio. Esta proximidad salva la dificultad que supone la falta de una red propia de la Comarca, cuyas poblaciones están unidas de forma concatenada, quedando Chirivel y María sin conexión directa y separados por la Sierra de Maimón. No obstante, tanto por historia como por paisaje, se trata de una Comarca con entidad propia, bien asimilada por sus habitantes. [ Jesús Gabriel Moreno Navarro ].

 

Para más información, visite Almeríapedia: http://almeriapedia.wikanda.es/wiki/Comarca_de_Los_V%C3%A9lez

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  08 de agosto de 2020