inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

BAZA, COMARCA DE

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
(GR). Se localiza en el extremo noreste de la provincia granadina, en una antiplanicie de las Cadenas Béticas "entre la Penibética, Sierra de Baza, y el subbético y prebético de Cazorla, Segura, etc.", configurándose como una unidad individualizada con clara personalidad que le viene dada, no sólo por sus caracteres geográficos, sino también por la acción del hombre que ocupa este territorio de manera sistemática desde hace 7.000 años.

Articulación territorial.  Es un ámbito funcional muy bien definido con una organización centralizada y estructurada en torno a la capital, abarcando un territorio relativamente extenso, cuya economía se sustenta sobre el sector agrario. La ciudad de Baza concentra múltiples ofertas "tanto públicas como privadas" y servicios "ya sean sanitarios, administrativos, judiciales o culturales". Por tanto, en torno a esta capitalidad se concentran otros municipios "Benamaurel, Caniles, Cortes, Cúllar, Freila, Zújar y Cuevas del Campo" que carecen de esta oferta y les lleva a depender de la capital no sólo para adquirir o abastecerse de bienes y servicios, sino como fuente de empleo. El territorio comarcal se articula gracias, en parte, a la buena dotación de infraestructuras viarias: la autovía A-92 es el elemento vertebrador que facilita el acceso a la capital de la provincia al resto de la región y al levante español, permitiendo así la conexión con otros centros de mayor importancia y haciendo de Baza la encrucijada de otros caminos. La comunicación intracomarcal está mejorando progresivamente gracias a la ampliación de la una red de carreteras secundarias que permite la conectividad con esta autovía, lo que evita el progresivo aislamiento de los núcleos escasamente poblados y más alejados de la capital.

En cuanto a las características geográficas, éstas crean una gran variedad de paisajes, distinguiéndose a grandes rasgos cuatro unidades: sierra, meseta, llanuras subáridas y zonas características del paisaje desértico abarrancado. En primer lugar, la sierra se extiende por el sur de la comarca, ocupando parte del Parque Natural de Sierra de Baza * . Su naturaleza caliza y la erosión a la que se ve sometida por sus fuertes pendientes provoca la existencia de una vegetación de plantas de pequeño porte, adaptadas al fuerte viento y bajas temperaturas. Las diferencias altitudinales ofrecen a su vez una gran variedad de especies vegetales, entre las que predominan la encina y las repoblaciones de pinos laricio, carrasco y negral. La sierra es conocida también por los importantes prados húmedos, donde los componentes calizos permiten la formación de numerosas fuentes y manantiales que, junto al gran número de arroyos, abastecen de agua a los habitantes de estas tierras.

En segundo lugar, la antiplanicie poco inclinada "especie de meseta", glacis de acumulación formado a partir de los torrentes que descienden de la sierra arrastrando buena cantidad de materiales, está ocupada por encinas y, sobre todo, por almendros en secano que se convierten en uno de los principales cultivos de los núcleos de población situados en este territorio. Entre Baza y Caniles, que es tradicionalmente la zona más poblada de la comarca y que en la actualidad continúa siendo así al haberse convertido en el centro de la actividad económica, se extiende una zona de topografía llana donde se localizan los regadíos de las vegas de Baza-Caniles y, hacia el oeste, la de Zújar, que mantiene también una cierta densidad de población.

Siguiendo esta dirección oeste se encuentra la tercera unidad, la llanura subárida, generalmente glacis de erosión, donde los campos de cereales, sobre todo de cebada, dominan el paisaje. Éstos dan paso, por último, a la zona más baja de bad lands  o barrancos con fenómenos de torcas y karts mecánico árida, cuyos rasgos contrastan con el embalse de Negratín, originando un paraje de original e inusual belleza, surcado por ramblas de aguas esporádicas y vegas tradicionales.

Actividad agraria y ganadera.  Estas características naturales condicionan tradicionalmente la actividad económica comarcal, ya que las extensas zonas desforestadas con fuerte erosión y litología salina no permiten el aprovechamiento agrario del terreno. A ello habría que añadirle las características poco favorables del clima, clasificado como mediterráneo con matiz continental, en el que las fuertes oscilaciones térmicas diarias, así como los fríos inviernos "con frecuentes heladas", los veranos cálidos y la pluviometría escasa, mal distribuida y con marcado carácter torrencial "que no supera los 400 milímetros anuales" mediatizan la extensión y calidad de los cultivos. A pesar de ello, la actividad agrícola es uno de los principales pilares de la economía, en la que predominan los cultivos de secano que ocupan cerca de la mitad del territorio bastetano. Entre las especies herbáceas destaca fundamentalmente la cebada, que es relevada progresivamente por los trigales, mientras que el almendro es el leñoso por excelencia. Junto a ellos se da una vegetación ligada a la aridez y objeto de aprovechamientos "pretéritos", como son el esparto, la alcaparra y las aromáticas.

La superficie de regadío es escasa "supone tan sólo el 5,2% de la ocupación del suelo" y se extiende en los márgenes de los ríos Castril, Guardal, Cúllar, Zújar, Freila y Guadiana Menor, principalmente, y en las ramblas regadas con manantiales. Sin embargo, la tendencia actual es a incrementar su superficie con la reconversión y reorganización de los cultivos de manera que se pondrán en uso nuevos terrenos aprovechando la riqueza hídrica que aporta, sobre todo, el pantano de Negratín. En las zonas regadas se cultivan fundamentalmente hortalizas, haba verde y maíz, localizándose también algunos olivares.

A pesar de la diversificación agrícola, la transformación y comercialización de los productos es aún escasa y se reduce básicamente a la elaboración de aceite de oliva. Entre los productores está creciendo la necesidad de unirse para introducir el aceite en las principales redes de comercialización con la finalidad de obtener así un mayor valor añadido del mismo. Otro de los pilares de la economía bastetana es la ganadería, sobre todo de oveja segureña "criada en régimen extensivo", que está perfectamente adaptada al medio y que presenta los mejores rendimientos cárnicos, muy superiores a los de leche y lana, pero de la que no se está obteniendo el máximo beneficio, ya que se venden en vivo fuera de la región. De hecho, su comercialización sigue teniendo un marcado carácter tradicional y parte de sus ventas se realizan en el mercado semanal de la capital comarcal, cuyo origen data de finales del siglo XVI.

A pesar de la importancia del ganado ovino, es en torno al porcino "de menor densidad" sobre el que se desarrolla una importante industria de productos cárnicos que comercializa más allá de la frontera andaluza. Llama poderosamente la atención el hecho de que una parte importante de la materia prima que se transforma tiene que ser adquirida fuera de la comarca, mientras que la ganadería predominante continúa vendiéndose viva. De contrarrestarse esta disparidad, se evitaría la fuga del valor añadido y generaría numerosos puestos de trabajo en las tareas de sacrificio y deshuese. No obstante, la mayor parte de las industrias dedicadas a la elaboración de productos cárnicos de manera tradicional son de carácter familiar que, ante el dinamismo del sector, están experimentando un proceso de renovación, ampliando y modernizando sus instalaciones con la finalidad de seguir siendo competitivos.

Junto a la industria agroalimentaria, la textil es la que cuenta con mayor importancia debido al volumen de empleo femenino que genera. Se trata de pequeños talleres de carácter familiar que no abarcan el proceso completo de diseño, corte y confección y comercialización, sino que son subcontratados por otras empresas de mayor tamaño con sede social fuera de la comarca. Esto provoca que la riqueza que esta actividad genera sea menor de la que pudiera esperarse.

Arqueología e historia.  Por otro lado, a pesar de tener un importante patrimonio histórico-artístico y natural, no cuenta con un sector turístico especialmente desarrollado. Se centraliza prácticamente en torno a Baza donde se encuentran los vestigios más importantes de las civilizaciones que la ocupan aprovechando los recursos que el territorio les ofrecía. Así lo atestiguan los yacimientos paleontológicos y los restos encontrados del esplendor que tienen las civilizaciones de la Edad de Bronce, íbera o romana. Durante esta última época, el territorio adquiere gran riqueza gracias a los intercambios culturales y comerciales que se establecen con otros pueblos del Mediterráneo. Pero, sin duda, se alcanza el máximo esplendor durante la época musulmana, que hace de Baza una importante ciudad nazarí con una vasta área de influencia. Con la parcial expulsión de los moriscos comienza una larga crisis que sume al territorio en un importante letargo poblacional y económico que puede sentirse casi hoy en día. En definitiva, la historia de los pobladores marca y condiciona la fisonomía de sus municipios, siendo claro ejemplo de ello las numerosas cuevas de época musulmana o cristiana y que hoy se está potenciando como uno de los principales atractivos turísticos en cuanto que se pueden visitar y alquilar.

En lo referente a la dinámica poblacional actual, una de las principales características es la tendencia regresiva que afecta a numerosos municipios desde 1950. Aunque la emigración, tan importante en los años sesenta y setenta, es cada vez más escasa "si bien se mantiene con carácter estacional en los hoteles de la costa mediterránea y Baleares", el descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población "como consecuencia de lo anterior" se agrava en las últimas décadas. De hecho, el decrecimiento relativo de la población es, salvo en el caso de Baza, extremadamente fuerte, superando con creces el -5% e incluso llegando a darse en algunos casos una pérdida del 30% de la población. El envejecimiento y la ausencia de un reemplazo generacional se convierte, salvo en la capital, en uno de los problemas más importantes, ya que su dinamismo, basado en la terciarización, contribuye a que se concentre casi la mitad de la población comarcal. [ Reyes Manuela  González  Relaño ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  01 de julio de 2022