inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

BOQUETE DE ZAFARRAYA, CUEVA DEL

VOLVER
 (MA). Cavidad kárstica en altura (1022 m. sobre el nivel del mar) cuya boca de entrada se sitúa en el municipio malagueño de Alcaucín y en cuyos depósitos sedimentarios se documenta presencia humana durante el Pleistoceno Superior. A grandes rasgos podemos destacar dos grandes momentos de ocupación: la primera a cargo de neandertales (Paleolítico Medio) y la segunda atribuible a humanos anatómicamente modernos (Paleolítico Superior).

Esta cueva entra a formar parte del debate sobre la supuesta extinción de los neandertales. Proporciona unas de las fechas más modernas de su presencia y actividad en toda su área de distribución, y se utiliza como argumento por parte los que defienden la "hipótesis del reemplazamiento" de los neandertales (una especie autóctona de Europa o Próximo Oriente) por los humanos anatómicamente modernos (surgidos en África y dispersados por toda la Tierra). Según los defensores de esta propuesta, los humanos anatómicamente modernos llegarían a Europa vía oriental e irían extendiéndose progresivamente hacia el oeste y hacia el sur provocando el repliegue de los neandertales. Las dataciones absolutas se realizan según diferentes métodos y permiten establecer una edad de pervivencia de los neandertales muy tardía, posterior al 30.000 a.C.

Destaca la riqueza de restos paleoantropológicos consistentes en 55 restos humanos correspondientes a individuos de diferentes edades y sexo, 16 de los cuales se han encontrado asociados a industria musteriense y por tanto se atribuyen a neandertales. También se recuperan evidencias esqueléticas pertenecientes a humanos anatómicamente modernos. De entre los primeros destaca una mandíbula de un individuo femenino prácticamente completa con trece de sus dieciséis dientes. Así mismo se documentan dientes aislados y fragmentos de tres fémures, de un coxal, de un húmero, de una falange, de una escápula y de una costilla. Algunos de estos huesos presentan evidencias de acción antrópica (fragmentación por percusión y estrías de corte, sobre todo en las áreas de inserción muscular), que podrían relacionarse con prácticas antropófagas. La coincidencia de estos huesos con otros restos faunísticos en una pequeña depresión (quizás una fosa) parece indicar que el consumo de carne humana forma parte, no sabemos si de manera puntual o reiterada, de la dieta de los neandertales.

En cuanto a la fauna destaca la presencia de especies de aves y mamíferos carnívoros que utilizarían este emplazamiento como lugar de consumo o hábitat, alternando con los humanos. Con respecto a los herbívoros es abrumador el predominio de la cabra sobre los équidos y los bóvidos, algo que parece lógico dada la altura del emplazamiento. En este sentido cabe destacar un cambio en el patrón de selección de presas entre los primeros neandertales documentados de la cueva, que se centran en la caza de cabras macho adultas, y los posteriores que inciden sobre individuos jóvenes. Este último hecho indicaría un uso de la cueva durante la época estival, puesto que el nacimiento de las crías de cabra acontece a finales de la primavera y principios de verano.

El análisis de los pólenes permite establecer un alto nivel de uniformidad ambiental a lo largo de los milenios de ocupación de este entorno. Las pendientes rocosas estarían dominadas por vegetación xérica con manchas de pino y enebro, mientras los taxones mediterráneos se refugiarían en las zonas con condiciones menos extremas. Respecto a la funcionalidad del yacimiento se propone que se trata de un "vivac" de caza con ocupaciones cortas por parte de grupos pequeños. Este lugar formaría parte de una red más compleja de asentamientos dispersos a lo largo y ancho de un territorio difícil de determinar aunque sí relacionado con diferentes ecosistemas y zonas de tránsito en las migraciones de las especies. También se documenta el uso y control del fuego a partir de la presencia de carbones, cenizas y huesos quemados. La concentración de este tipo de vestigios en una cubeta podría relacionarse con labores de higiene y profilaxis del hábitat.

La industria lítica elaborada por los neandertales tiene sus fuentes de suministro a una distancia de hasta 12 km. La mayoría de las piezas son lascas sin o con retoque relacionadas con el procesado de la carne y de los vegetales, muescas y denticulados implicados en el trabajo sobre madera, y raederas que se utilizarían para el descarnado de las pieles. Aunque en la mayoría de los casos los útiles son multifuncionales.

En cuanto a la industria lítica realizada por los humanos anatómicamente modernos, la mayoría no se recupera en su contexto estratigráfico aunque desde el punto de vista tipológico es adscribible a los periodos Auriñaciense, Gravetiense y Solutrense. También destaca la recuperación de azagayas "útiles apuntados, estrechos y alargados" de hueso muy típicas del Paleolítico Superior. [ José Manuel Jiménez Arenas ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  01 de julio de 2022