inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

CABALLO ANDALUZ

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
El actual caballo andaluz es considerado históricamente el Pura Raza Español (PRE), o viceversa, porque los expertos no tienen una sola opinión sobre cómo ha de denominarse a este genuino animal, identificado igualmente aunque con menos entusiasmo como caballo ibérico, un registro más amplio que permitiría incluir a los lusitanos, con los que comparte numerosas similitudes genéticas, culturales y funcionales. Internacionalmente es conocido como andalusian horse , lo que, sin dejar de ser una sinécdoque, da buena muestra de cuál es su carta de presentación en el mundo. Su origen es causa de encendidas divergencias. Está comúnmente aceptado que el caballo andaluz o español recibe sus influencias más notables del berberisco y, en parte, según otros estudiosos, del Sorraia portugués. El primero le aporta su espíritu brioso, su dinamismo, fuerza, temple y agilidad. El segundo, caballo procedente de las llanuras de los ríos Sor y Raia y receptor de los genes del mítico Tarpán, uno de los caballos primitivos ya desaparecidos de los que sólo se conservan algunos ejemplares en Polonia, le confiere su robustez y capacidad de entrega. Otras teorías apuntan a que procede del Equus Ibericus  hallado por los ejércitos de Julio César. Y otras, menos frecuentes aunque igualmente dotadas de una buena carga de historia y leyenda, señalan que desciende de las yeguas nómadas que transportan los cartagineses de Asdrúbal por vía marítima. Algunos investigadores, como Juan Carlos Altamirano, aportan recientemente nuevos datos sobre el origen del caballo español, que atribuyen a un intenso y exitoso proceso de selección desarrollado en Córdoba por encargo de Felipe II durante el siglo XVI.

Mientras que las invasiones celtas dejan en el norte de España un caballo duro, de una robustez proverbial, basto y estéticamente poco afortunado, los árabes introducen por el sur el célebre caballo berberisco que contribuiría a las conquistas musulmanas. Es un animal de ensueño, con sangre árabe en su puzzle genético, procedente de Marruecos, Libia y Egipto.

Apreciados en el mundo. Según la teoría más aceptada, su influencia parece ser la más decisiva para el caballo andaluz, un producto refinado ulterior. De hecho, el caballo andaluz o PRE es históricamente el principal benefactor de la cabaña equina mundial. Su influencia es, junto a la del árabe y el berberisco, la más apreciada. Su llegada al nuevo mundo de la mano de Hernán Cortés supone el comienzo de su vasto ascendiente en el territorio americano. Es el padre natural de los principales hatos de aquellos países, desde la Patagonia hasta el sur de Canadá. Su sangre riega el continente de parte a parte, y, aún hoy, persisten esplendorosos ejemplos de su influencia, entre los que destacan los criollos argentinos "hijos de una punta de caballos andaluces que introduce Mendoza por la Patagonia y que se cruza con las razas locales salvajes", el caballo de paso fino colombiano, los equinos peruanos, los de Puerto Rico o sobre los que cabalgan los llaneros venezolanos. Sin olvidar a los míticos y cinematográficos cuarto de milla norteamericanos y sus cruces con los famosos mustangs americanos.

El caballo andaluz es igualmente el primero de Europa hasta el siglo XIX. Las mejores cabañas europeas utilizan sementales españoles para remontar y mejorar sus cuadras. El purasangre inglés recibe, igualmente, su influencia. El caso más notable es el de los famosos lipizzanos blancos (tordos en fase blanca) que se exhiben en la Escuela Española de Equitación de Viena. Su origen se sitúa en la exportación de caballos andaluces a Lipica (Eslovenia) en el siglo XVI. Aún hoy, cada cierto tiempo, la cuadra vienesa renueva su sangre con ejemplares andaluces, que le proporcionan la calidad morfológica y funcional que requieren aquellos ejemplares para ejecutar sus números de refinada escuela de doma clásica. Del modelo de la Escuela Española de Equitación de Viena procede la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez de la Frontera, fundada por el rejoneador jerezano Álvaro Domecq Romero, artífice de uno de los espectáculos más hermosos del mundo con ejemplares andaluces, e hijo del rejoneador Álvaro Domecq y Díez, caballero en plaza sobre ejemplares irrepetibles, tanto andaluces como lusitanos, durante la época dorada del toreo a caballo. A la familia Domecq el mundo del caballo le adeuda su constancia y su dedicación a nuestro caballo, así como el haber considerado siempre que este animal es, en sustancia, un caballo-artista. Bajo esa orientación, los rejoneadores en la plaza, primero, y la Escuela Ecuestre, después, logran exprimir las cualidades del caballo, que ciertamente alcanza cuotas estéticas y de inspiración alejadas de las posibilidades del resto de razas.

Caballos cartujanos.  La sublimación de la raza andaluza o española es la estirpe cartujana. Estos ejemplares, genéticamente incontaminados, son, según la mitología, hijos de Céfiro, el suave viento de poniente. Y según la leyenda, el producto de la constancia y de la perspicacia de un presbítero y ganadero del marco de Jerez llamado Pedro José Zapata. Estos ejemplares, criados en la Cartuja de la Defensión de Jerez, un monasterio renacentista en la Vega del Guadalete, de ahí el origen de su nombre, están a punto de perderse definitivamente debido a la obsesión errática y obsesiva de un monarca español, Carlos III, por los caballos napolitanos. El rey ordena cruzar todos los caballos cartujos con la cabaña de Nápoles, con el objeto de dotar al caballo italiano de una mayor robustez para la guerra.

La leyenda cuenta que los monjes deciden ocultar una punta de caballos cartujanos que nunca llega a prestar su simiente a la aventura napolitana, y aquellos caballos son los que pasan a manos de Pedro José Zapata, que conserva lo mejor de la cabaña y manda marcarla con el dibujo de un bocado, de donde supuestamente procede la leyenda símbolo de la pureza cartujana: el hierro del bocado. Sin embargo, este supuesto origen histórico de los caballos cartujanos compite hoy con trabajos bien documentados que desbaratan lo que es una creencia firme y extendida durante décadas. En cualquier caso, entre los mejores ejemplares de esta estirpe figuran los de Fernando de Terry, Vicente Romero o Juan Pedro Domecq. Supuestamente, los mejores ejemplares proceden de Esclavo, el primer caballo cartujano.

En cualquier caso, con independencia de la veracidad de las leyendas que rodean el alumbramiento de esta raza, el PRE, el caballo andaluz en definitiva, es hoy una realidad incontestable, un animal alabado por su hermosura ""un caballo para reyes en días de triunfos" han dicho a lo largo de la Historia sus más rendidos admiradores", apreciado por sus dotes para la doma, por su nobleza, entrega y fortaleza física. Saliendo del hoyo de las agujas clásico de la crianza de estos ejemplares "Sevilla, Jerez y Córdoba, fundamentalmente", se extiende por todo el mundo y a todas las disciplinas deportivas, artísticas y funcionales. Su trayectoria llega a rincones insospechados de la Historia: textos latinos cuentan que el caballo que el emperador romano Calígula hace senador, Incitatus, es un magnífico ejemplar de caballo andaluz procedente de Hispania. Hasta el senado romano llega su influencia. [ Antonio Hernández Rodicio ].

 

Para más información, visite Wikanda: http://www.wikanda.es/wiki/Caballo_Andaluz

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  31 de mayo de 2020