inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

COSTILLARES

VOLVER
(sevilla, 1748-madrid, 1800).  Matador de toros, de nombre Joaquín Rodríguez Castro. Último y más importante eslabón de la dinastía de los Costillares que se forja al calor del célebre matadero sito en el barrio de San Bernardo. Con este ambiente familiar tan propicio, logra el grado de matador de toros entre los veinte y los veinticinco años, torea en Sevilla en 1762 y 1763 y cuatro años más tarde se presenta en Madrid. A partir de 1775 comienza su rivalidad con el torero de Ronda Pedro Romero; se cuenta que Costillares es el torero de las clases más selectas y Romero, por su parte, es el predilecto de la masa popular. Posteriormente, y al fijar su residencia en la capital de España, torea allí repetidamente entre 1786 y 1790, en la época de mayor apogeo de su carrera. Sin embargo, ya empieza a percibir algún signo de debilidad en su salud, agravado por el percance que le ocasiona un toro en la plaza de Madrid en la primera corrida de 1788.

Sobre el más célebre miembro de la dinastía Costillares recae, especialmente, el primer paso para la sistematización de la lidia y la creación del mecanismo de las suertes. Se le considera inventor del volapié, recurso para entrar a matar a los toros demasiado parados. También se le puede aplicar el concepto de precursor en cuanto al lance capotero de la verónica y del uso de la muleta como instrumento de trasteo, aportándole además una graciosa desenvoltura. En cualquier caso, parece claro que Costillares puede ser de los primeros espadas que aplica un determinado tipo de lidia para cada toro, según sus condiciones. Igualmente, destaca su aportación a la profesionalización del toreo. En 1778 empieza a exigir condiciones económicas a las empresas; en la capital de España, por ejemplo, percibe la suma de 32.000 reales por su participación en 16 corridas, a razón de 2.000 por actuación.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  13 de agosto de 2020