inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

FERNANDO IV

VOLVER
(sevilla, 1285-jaén, 1312). Rey de Castilla y León. Aunque naciera en el alcázar hispalense y se mandara sepultar en Córdoba, en la iglesia colegial de San Hipólito, no ha pasado a la historia por ser precisamente un monarca ligado a Andalucía, como sí lo es su abuelo Alfonso X * . Hijo de Sancho IV * y de María de Molina * , su reinado se divide claramente en dos etapas muy bien diferenciadas. La muerte en 1295 de su padre inicia el complicado periodo de una difícil minoría que se prolonga hasta las Cortes de Medina del Campo de 1302. En Andalucía, como en el resto de Castilla, gran parte de la alta nobleza denuncia la legitimidad del nuevo monarca, habida cuenta la proximidad familiar de sus padres, que no gozan de la pertinente dispensa papal, y por tanto su nulidad matrimonial. En el vacío de poder general que provoca el cuestionamiento regio, sólo la figura ejemplar de la reina María de Molina sobresale con fuerza entre los concejos andaluces, quienes de manera unánime reconocen a su hijo como rey.

En la Frontera, el infante don Juan, tío del monarca, llega incluso a proclamarse rey con el auxilio de los granadinos y el consentimiento, siempre solapado, de los portugueses. En Vizcaya se subleva Diego López de Haro. La anarquía se extiende por el norte de Castilla. En 1296 el infante don Juan y Alfonso de la Cerda *  se reparten el reino de Castilla. Andalucía se divide. El alto Guadalquivir (los reinos de Córdoba y Jaén) queda en poder de Alfonso de la Cerda; el bajo Guadalquivir (el reino de Sevilla) para el infante don Juan. Un proyecto disparatado que jamás se respeta porque enemigos aragoneses y portugueses invaden Castilla con pretendientes al trono distintos y a veces enfrentados, el infante don Juan y don Alfonso de la Cerda.  En la Frontera Alonso Pérez de Guzmán y los concejos andaluces defienden Tarifa y contienen con notable sacrificio a los benimerines.

Las Cortes de Valladolid de 1299 pusieron fin a las discordias castellanas, evitan la venta de Tarifa a los norteafricanos y aseguran la supremacía política de María de Molina. En 1301 se legitima por fin su matrimonio con Sancho IV y con ello también a su hijo Fernando IV. Un año después en las Cortes de Medina de Campo, el rey alcanza la mayoría de edad y se casa con Constanza de Portugal.

La segunda etapa del reinado de Fernando IV se prolonga hasta su muerte en 1312. En la Frontera, esta epata de fortalecimiento monárquico se caracteriza por la pacificación de los bandos nobiliarios, el control de las ciudades y sobre todo por la reactivación de las campañas militares contra el reino de Granada. Efectivamente una serie de pactos y tratados dinásticos con Jaime II de Aragón permiten al rey de Castilla emprender entre 1309-1310 la conquista de Algeciras, mientras que el monarca aragonés ataca Almería por el mar. Durante el asedio de Algeciras, los castellanos conquistan la plaza de Gibraltar en 1309. Pero los aragoneses fracasan en el control definitivo del puerto almeriense. En 1310 se firman treguas entre los benimerines, granadinos, castellanos y aragoneses. La paz del Estrecho permite a Fernando IV reponerse de una grave enfermedad en la ciudad de Córdoba. Apenas repuesto en 1312, piensa ya el monarca en la reanudación de la guerra. Las Cortes de Valladolid de 1312 le otorgan incluso los subsidios necesarios para una nueva campaña militar. Y el rey se prepara para ello en la ciudad de Jaén, cuando, el 9 de septiembre, le sorprende la muerte. La cronística castellana atribuye el inesperado fallecimiento de Fernando IV al "emplazamiento" de los Carbajales: dos caballeros jienenses, despeñados por el monarca en Martos y acusados injustamente del asesinato de Juan Alfonso de Benavides en Palencia. Lo que no deja de ser una leyenda sin fundamento histórico. [ Manuel García Fernández ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  16 de septiembre de 2019