inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

GONZáLEZ, ANíBAL

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
(sevilla, 1876-1929). Arquitecto. Nacido en una familia con escasas posibilidades económicas, Aníbal González y Álvarez-Ossorio estudia la carrera en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, donde obtiene el título en 1902, gracias a la protección de la familia Luca de Tena. Poco después de su licenciatura, contrae matrimonio con Ana Gómez Millán, hija del constructor José Gómez Otero * , con quien colabora en la mansión de Santa Teresa de Buenavista (Castilleja de la Cuesta), ya desaparecida. De este modo, Aníbal González se emparenta con una de las sagas de arquitectos más importantes de Sevilla, de la que forman parte sus cuñados José, Antonio y Aurelio Gómez Millán * .

En 1901, antes de terminar sus estudios, gracias a la influencia de Torcuato Luca de Tena * , fundador de Abc , realiza sus primeras prácticas en un pabellón del madrileño Parque del Retiro para la Exposición de Pequeñas Industrias. También  se ocupa, a partir de 1909, de diversas reformas urbanísticas en Sevilla, mediante el ensayo sobre La necesidad y conveniencia del estudio de un proyecto de ensanche de Sevilla , que influye notablemente en la apertura del Paseo de la Palmera y en el urbanismo de las barrios de Ciudad Jardín, Huerta de Santa Teresa y Heliópolis.

Exposición Iberoamericana. No obstante, será de nuevo la influencia del magnate Luca de Tena la que resulte decisiva para que sea designado, en 1911, arquitecto jefe de las obras que albergarían la Exposición Iberoamericana de Sevilla, programada inicialmente para 1927 y finalmente ianugurada en 1929.

Los primeros proyectos de González para el certamen se ejecutan en la Plaza de América. Situada en el parque sevillano de María Luisa, esta plaza acoge tres construcciones con un marcado carácter nacional e historicista: el Palacio de Arte Antiguo (1916), también conocido como Pabellón Mudéjar, por seréste su estilo dominante, y actual sede del Museo de Artes y Costumbres Populares; el Pabellón Real (1916), realizado en un estilo que recuerda el gótico tardío español de finales del siglo XV; y el Palacio de Bellas Artes (1919), posterior Museo Arqueológico de Sevilla, que recoge los elementos decorativos propios del plateresco.

En actividad paralela, a partir de 1914, inicia la que, a la postre, se convierte en su obra principal, la Plaza de España, finalizada por Vicente Traver * . El conjunto monumental de la Plaza de España destaca por su monumentalidad y simbolismo: su diseño es semicircular "en forma de abrazo hacia los demás pabellones americanos" y consta de una extensa galería arcada delante de las dependencias. En el centro, un canal cruzado por cuatro puentes, que representan los cuatro antiguos reinos de España, bordea la galería. En sus 50.000 m 2 de area y 200 m. de diámetro, la plaza se erige como un grandilocuente homenaje a la unidad española y su pasado colonizador. Así, a los ricos azulejos que retratan escenas históricas de las 48 provincias, se suma la propia disposición del monumento, dirigido al río Guadalquivir, antiguo cauce y puerto fluvial que conducía a América.

Con este proyecto, Aníbal González se convierte en una de las figuras más destacadas de la arquitectura española, encabezando una corriente artística, la del regionalismo, que trata de fortalecer la debilitada unidad política nacional tras la crisis de 1898. Su particular estilo, deudor del modernismo catalán y el historicismo, crea escuela en Sevilla y en ella se reconocen arquitectos como Juan Talavera * o José Espiau y Muñoz * . Su legado arquitectónico se vislumbra en el uso de ladrillos rojos y la integración de múltiples técnicas artesanas en los edificios hispalenses, como la cerámica de Triana, la forja de hierro, la yesería y la talla en madera.

Otras obras. Durante este periodo de incansable trabajo para la Exposición, diseña, además, numerosos edificios en la ciudad de Sevilla, su provincia, la de Huelva "casino Arias Montano de Aracena" y Madrid, donde erige el edificio de Abc , entre Serrano y la Castellana. En Sevilla, aparte de las reseñadas obras, construye otros muchos edificios "tanto civiles como religiosos" repartidos por la ciudad. Entreéstos se encuentran, las mansiones modernistas de las calles Alfonso XII y Antonio de Ulloa, la capilla del Carmen "llamada popularmente "el mechero"" en el Puente de Triana, la capilla de los Luises en la calle Trajano "de ladrillos esculpidos", la reforma de la plaza de toros de la Real Maestranza, los edificios de viviendas en la calle Mateo Gago y Pasaje de Vila, el grupo escolar Jose María del Campo en la calle Pagés del Corro y el inmueble social de la Enramadilla, entre otros.

A pesar de que las primeras obras del arquitecto sevillano se acercan al modernismo "como prueba la casa que construye para Laureano Montoto en el número 27 de la calle Alfonso XII o la fábrica Ramírez, en la calle Torneo", su estilo deriva, por demanda de sus clientes, hacia las formas clásicas:"un historicismo ecléctico, que sabe aunar las necesidades de la burguesía local, el clima meridional, los materiales y la decoración tradicional hispalense. El resultado obtenido es una vasta obra regionalista que transforma buena parte de la fisonomía urbana de Sevilla.

Los años veinte suponen una década convulsa para Aníbal González. Por una parte, su popularidad se acrecienta y le llueven las distinciones "Gran Cruz de Isabel la Católica, Gran Cruz de la Orden de Alfonso XIII, hijo predilecto de Sevilla"; y por otro lado, vive un periodo inestable en su trabajo, que le cuesta la huelga de sus trabajadores y un atentado anarquista en 1920. En 1927, es apartado de la dirección de las obras de la Exposición Iberoamericana por incumplimiento con las fechas acordadas para la inauguracion. En su sustitución es nombrado Vicente Traver.

Su último proyecto en Sevilla, esbozado en 1928, queda en los cimien tos. Se trata de la basílica de la Inmaculada Milagrosa, una iglesia monumental, en estilo neogótico y con una altura cercana a los 100 m., que debería haberse situado en los actuales jardines de la Buhaira. Fallece el 31 de mayo de 1929, el mismo día que su protector, Torcuato Luca de Tena. El cortejo fúnebre, que tiene lugar en las calles céntricas de Sevilla, se convierte en una excepcional muestra de afecto popular, similar a la que se solía tributar a los ídolos taurinos. [ José Romero Portillo ].

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  30 de septiembre de 2020