inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

GREMIO

VOLVER
m. Corporación formada por los maestros, oficiales y aprendices de una misma profesión u oficio, regida por ordenanzas o estatuto especiales. Conjunto de personas que tienen un mismo ejercicio, profesión o estado social.

Las cifras de población artesana "entre un 40% y un 50% de la población productiva total se concentra en las ciudades más populosas" hacen pensar que la organización gremial tiene, desde la conquista cristiana, una incidencia grande en la actividad económica global de Andalucía. Los grupos más importantes en esa organización son el textil y el de subsistencias (molineros, tahoneros, bodegueros, panaderos, etc.). Le seguirían los grupos de la piel, del cuero, de la construcción, madera y metal (tejedores talabarteros, alfayates, curtidores, chapineros, repujadores, carpinteros, orfebres, armeros, alfareros, ceramistas, etc.). Estos colectivos gremiales suelen ubicarse en barrios ciudadanos y en parroquias concretas, lo que presta a la morfología urbana unas características peculiares. En los pueblos priman los oficios agrarios, incluso en los mayores (Écija, Antequera, Jerez e la Frontera), suponiendo más de un 60% de la población activa, lo que reducía los porcentajes de población artesanal a pequeñas cantidades del 10% al 20%. En los núcleos costeros (Puerto de Santa María o Huelva) se incrementan estas cifras con el sector de servicios (marineros, pescadores, calafateadores, etc.) hasta unos márgenes del 40% al 45% del contingente total activo. Tierra adentro los artesanos de la sedería abundaban en Córdoba y Granada, y los de la piel y metal en Jaén, Sevilla y Cádiz .

Muchas de las corporaciones de menestrales andaluzas surgen tras la conquista cristiana, siguiendo las ordenanzas de los gremios castellanos. La legislación de estas corporaciones sufre muchos avatares en los dos primeros siglos. En el siglo XVII hay un intento unificador de las ordenanzas que no se consigue hasta el siglo XVIII, perdurando hasta 1836, en que son abolidos definitivamente los gremios.

Requisitos para la agremiación.  En las ordenanzas quedan exhaustivamente previstos los requisitos que necesita superar cualquier aspirante para agremiarse. Requisitos que se materializaban en tres fases: el aprendizaje, la formación de los tribunales de examen y las pruebas específicas que había de realizar el aspirante. Los derechos de examen son gravosos para los más débiles económicamente, y las pruebas son además barreras infranqueables para los que no tienen buenos padrinos o son ajenos a los monopolios y clanes familiares que dominan las respectivas corporaciones gremiales. Las limitaciones de agremiación son escasas hasta el siglo XVI (se excluye generalmente a los esclavos, mulatos, negros y gitanos), aunque luego se exige expediente de limpieza de sangre o bien demostrar que se es cristiano viejo. Los esparteros, todavía en el siglo XIX, rechazan la entrada a los protestantes.

El aprendizaje se realiza con un maestro y oscila su duración de dos a ocho años, según el oficio, siendo cuatro años la duración más corriente del período de aprendizaje, y para alcanzar la calificación de oficial. Los reglamentos de los tribunales de examen y las pruebas y procedimientos de selección cambian poco en los 350 años de la existencia de los gremios, lo que contribuye a anquilosarlos y a que, por esta causa, desaparecieran sin pena ni gloria. Es obligatorio para abrir tienda o taller el tener aprobada la carta de examen, sancionándose a los contraventores con graves multas pecuniarias de hasta 6.000 maravedíes.

Funcionamiento.  La jornada laboral era de doce y trece horras y nunca se trabajaba los sábados "después de la salve", indicando las ordenanzas que los maestros tratasen bien a los obreros y que éstos no trabajasen "en feria, ni en la fiesta de los apóstoles ni en las cuatro fiestas principales del año". Los obreros tenían prohibido enseñar el oficio, trabajar fuera del taller del maestro y tener aprendices y criados.

Los gremios eran dirigidos por los veedores elegidos por los oficiales o maestros, y confirmados por los Concejos locales, por lo que el control oficial es constante y decisivo en la vida de los gremios, siendo recíproca la colaboración y favores que se intercambiaban los maestros y los poderes municipales.

Servicios asistenciales.  Aunque en la institución del gremio lo asistencial no era prioritario, sí tuvieron en este aspecto "en lo que tenían de conexión con lo laboral" un cometido concreto en la fundación y mantenimiento de hospitales; no sólo como centros de acogimiento de enfermos cofrades y de su familia, sino también como sitios para hacer cabildos los diferentes gremios. En Andalucía es muy significativo la correlación que existe entre gremios y cofradías, unos y otras con objetivos distintos pero ambos animados de una filosofía conservadora y corporativista, y teñidos de una religiosidad muy especial.

Lenta desaparición.  El paso del régimen gremial al moderno sistema fabril transforma los sistemas de producción artesanos, por lo que poco a poco los gremios se ven relegados. Asimismo, la nueva política del liberalismo económico propicia la libertad de trabajo y es, en resumen, el factor más decisivo en la desaparición de los gremios. Parece ser que allí donde es más potente la actividad artesanal es donde primero prende la revolución industrial, toda vez que se cuenta con una abundante mano de obra cualificada. Sin embargo, el caso andaluz, con un pasado floreciente en este campo desde el desde el siglo XV, no responde a las expectativas industriales que de aquel pasado artesanal cabría esperar.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  08 de abril de 2020