inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

BETIS BALOMPIÉ, REAL

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
 Club de fútbol de Sevilla fundado el 12 de septiembre de 1907, bajo la denominación de Sevilla Balompié, estando  sus orígenes estrechamente ligados a la Escuela Politécnica de Sevilla, donde cursaban estudios los jóvenes aspirantes a ejercer la carrera militar.

El letrado Moreno Moya redacta el primer reglamento del club, en el que figura como presidente Alfonso del Castillo Ochoa, como secretario Vicente Peris Mencheta y como tesorero  Antonio Puig Valero, junto a una docena de personas, la mayoría de ellos practicantes del balompié. El domicilio social se fija en el número 29 de la calle Alfonso XII. Los colores del club son el azul y blanco. La primera comparecencia importante de este equipo es en un torneo en Huelva en 1908, disputado contra el Recreativo y el Sevilla F.C.

En 1909, como consecuencia de una escisión habida en el Sevilla F.C., nace el Betis Football Club, sociedad que tenía como cabeza visible a Eladio García de la Borbolla. Dicha institución obtiene en septiembre de 1914 el título de Real, poniéndose las bases para la fusión del Sevilla Balompié y el Betis F.C., la cual se concreta en ese mismo año gracias al tenaz empeño de Herbert Richard Jones, un británico afincado en Sevilla y pionero del nuevo deporte.

Nace el Real Betis Balompié.  La fecha de la fusión es el 28 de noviembre de 1914, día en que nace oficialmente el Real Betis Balompié, que adopta como colores del club el verde y blanco, a rayas verticales en su camiseta, y calzón blanco. Sólo unos meses más tarde se proclama campeón de Sevilla y en 1919 estrena el campo del Patronato.

A partir de 1921 inicia la sociedad una continua escalada que culmina en 1928 con la conquista de la Copa de Andalucía, coincidiendo con el nacimiento de la Liga Profesional, donde el Real Betis queda encuadrado en la Segunda División del fútbol español. En la temporada 30-31, los verdiblancos llegan a la final de la Copa de España, siendo derrotados (3-1) por el Athletic de Bilbao en Madrid.

Un año más tarde, en la campaña 1931-32, el  Real Betis Balompié se proclama campeón de Segunda y se convierte en el primer equipo andaluz que asciende a Primera División. Aquel tiempo de engrandecimiento de la sociedad, que se inicia con la presidencia del matador de toros Ignacio Sánchez Mejías, culmina en 1935 con la obtención del Campeonato Nacional de Liga, el más importante triunfo del club desde su fundación. Dirigido por el irlandés Patricio O"Connell, el equipo que protagoniza dicha gesta, superando al Real Madrid, lo integran Urquiaga * , Areso * , Aedo * , Peral * , Gómez * , Larrinoa, Saro * , Adolfo, Unamuno * , Lecue *  y Caballero.

La explosión de júbilo es indescriptible aquel 28 de abril de 1935 en que el Real Betis derrota por 0-5 al Rácing de Santander en la capital cántabra y trae a la ciudad de Sevilla el primer gran éxito futbolístico a nivel nacional. Un año más tarde, el 16 de julio de 1936, dos días antes del estallido de la Guerra Civil, el Real Betis consigue el arrendamiento del estadio de la Exposición Iberoamericana, el campo de Heliópolis, el cual había sido inaugurado en 1929.

Difícil posguerra. A partir de ese momento, todo es negativo. La guerra hunde al Betis y lo sume en la indigencia deportiva. Sus oficinas son destruidas en un bombardeo, los jugadores de origen vasco marchan al exilio y los demás parten al frente, de donde muchos ya no volvieron. El club, destrozado y roto, vive con zozobra aquellos años, de los que tardaría mucho en recuperarse.

En 1939 se reanuda la competición, descendiendo los verdiblancos a Segunda División. En 1942 retornan a la máxima categoría, pero inmediatamente se hunden de nuevo en la división de plata, desde donde caen al pozo de la Tercera División en 1947. Este tiempo es apasionante por el espíritu indomable demostrado por quienes permanecen al frente de la entidad. Hundido en lo deportivo, sin respaldos ciudadanos y represaliado socialmente, quizá lo coherente es que el Betis hubiera desaparecido atosigado por las deudas y las penurias.

Sin embargo, un puñado de militantes mantienen viva la llama, acuñando el grito senequista del "manque pierda" y luchando indomablemente contra todas las dificultades. Es necesario recurrir a todas las fórmulas imaginables para financiar al club y se da el caso de que los jugadores dormían bajo las tribunas del estadio. En esa larga noche, que dura hasta 1954, se forja la leyenda bética y emerge un fenómeno sociológico como hay pocos en el fútbol español.

En 1954 se produce el retorno a Segunda División y un año más tarde llega a la presidencia del club Benito Villamarín * Prieto, con quien coincide en el tiempo Luis del Sol * , uno de los grandes mitos futbolísticos del beticismo. Tres años más tarde, el 1 de junio de 1958, el Real Betis vuelve a Primera División tras vencer al Jerez en Heliópolis por 3-0.

Vencida la lógica, que quizá le hubiera otorgado un papel más secundario, el estreno de los verdiblancos en la máxima categoría es trascendental, ya que el 21 de septiembre de 1958, con ocasión del segundo partido del campeonato, los béticos vencen por 2-4 en el flamante estadio que acaba de inaugurar su eterno rival, el Sevilla F.C., con un equipo formado por Otero, Valderas, Rios * , Portu * , Isidro * , Paqui, Castaño, Azpetia, Kuzman, Areta * y Del Sol * .

También en 1958, con un año de retraso, se conmemora el 50 aniversario de la entidad, con una serie de actos que incluyen un torneo de fútbol que estaba previsto que disputaran el Real Betis, el Borussia Dortmund alemán y el Malmoe sueco, pero la lluvia obliga a su suspensión.

Dos años después, en 1960, una vez culminado el traspaso de Luis del Sol al Real Madrid, se juega un trofeo denominado Benito Villamarín, en el que participan los anfitriones verdiblancos, el club de Chamartín, el Borussia Dortmund y el Bolton inglés, que para siempre queda como la reedición de aquel torneo del 50 aniversario que debe suspenderse. Dicho cuadrangular se lo adjudica el Real Madrid.

El 6 de junio de 1959 se inaugura la iluminación eléctrica de Heliópolis y el 12 de agosto de 1961 se firman las escrituras por las cuales el estadio pasa a ser propiedad del Real Betis, denominándose a partir de entonces estadio Benito Villamarín. En 1961 se conoce la enfermedad de Benito Villamarín, quien se traslada a la ciudad norteamericana de Boston para ser intervenido quirúrgicamente.

En la temporada 63-64 los verdiblancos vuelven al primer plano liguero, obteniendo un excelente tercer puesto en la clasificación. Un éxito que se ve acrecentado meses más tarde cuando obtiene en Cádiz el prestigioso trofeo Ramón de Carranza en dos épicos partidos ante el Boca Juniors argentino y el Benfica portugués. El nueve de septiembre de 1964 el Real Betis debuta en las competiciones europeas, concretamente en la Copa de Ferias, recibiendo en Heliópolis al Stade Française.

En 1966, coincidiendo con la dimisión de Villamarín como consecuencia del agravamiento de su enfermedad, el Betis desciende a Segunda División, triste acontecimiento que se ve magnificado meses más tarde cuando el 15 de agosto se produce la muerte del gran presidente Benito Villamarín.

La Copa del Rey. El club vive durante unos años con una sensación de orfandad que lo lleva a convertirse en un equipo ascensor, hasta que en 1969 toma las riendas del club otro gran presidente, José Núñez * Naranjo, con quien el Real Betis se estabiliza de nuevo en Primera División en la década de los 70, al tiempo que realiza significadas mejoras en el estadio. A partir de 1974, con la llegada de nuevos mitos como José Ramón Esnaola * o Julio Cardeñosa * , y la pervivencia de viejos ídolos como Rogelio * Sosa o Antonio Benítez * , el Real Betis va construyendo un grandísimo equipo que el 25 de junio de 1977 consigue la I Copa del Rey tras imponerse al Athletic de Bilbao en un eterno partido disputado en el estadio Vicente Calderón de Madrid, que concluye, prórroga incluida, con empate a dos y que necesita de veinte penaltis para dilucidar un vencedor.

La ciudad recibe a los vencedores, primero en el aeropuerto y después en el Ayuntamiento, con júbilo desbordado y miles de personas en las calles. La alegría es tremenda y tiene continuidad en los meses posteriores, cuando los verdiblancos, en la Recopa de Europa, van eliminando sucesivamente al Milán y al Lokomotive de Leipzig, para caer, tras un insufrible viaje, en la capital georgiana de Tbilissi, ante el Dinamo de Moscú. Eliminatoria en la que, en el partido de ida, el Betis había inaugurado una nueva tribuna de voladizo en su estadio.

Esa temporada, sin embargo, y contra todo pronóstico, seguramente como consecuencia de haber encarado una campaña tan exigente con una plantilla demasiado corta, el Real Betis desciende a Segunda División, aunque sólo tarda un año en enmendar el yerro. La década de los ochenta, bajo la presidencia primero de Juan Mauduit * y, posteriormente, de Gerardo Martínez Retamero * , arranca con la renovación de las tribunas de fondo y preferencia, a fin de acoger los partidos del Mundial-82, concretamente los encuentros Brasil-Escocia y Brasil-Nueva Zelanda, que fueron los disputados en Heliópolis.

En 1982 se conmemoran los 75 años de la sociedad con un partido que enfrenta al Real Betis con la Universidad Nacional de México, al que derrota por 2-1. Un año más tarde, el 21 de diciembre de 1983, el estadio Benito Villamarín se convierte en campo talismán para el fútbol español al ser escenario del mítico 12-1 a Malta con el que la selección obtiene el pasaporte para la Eurocopa de 1984.

Un Pichichi. En esos años, en que los grandes ídolos son Rafael Gordillo * , el argentino Gabriel Humberto Calderón * , el bosnio Faruk Hadzibegic * e Hipólito Rincón *  -quien gana el Trofeo Pichichi de máximo goleador nacional en la temporada 82-83-, los verdiblancos disputan una semifinal de la Copa del Rey y una final de la Copa de la Liga, que pierden ante el Barcelona.

Hacia el final de la década de los ochenta vuelven las discrepancias al seno de la entidad y eso acaba determinando un nuevo descenso a Segunda División en 1989. Desde entonces, todo va de mal en peor en lo social hasta que en 1992 se produce la conversión del club en Sociedad Anónima Deportiva, tal como exige la legislación. El club vive días de zozobra ante la dificultad de enjugar su notable deuda, haciéndose finalmente con el control accionarial del club, el 30 de junio de 1992, Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos * .

El nuevo dueño no se erige inmediatamente en presidente, tarea que le encomienda al veterano dirigente bético José León Gómez * , pero va implantando un estilo que en 1994 renta sus primeros beneficios deportivos con un nuevo ascenso a Primera División. Un logro que está apoyado en el impecable trabajo del entrenador Lorenzo Serra * Ferrer y en una nueva pléyade de jugadores como Cuéllar * , Alexis * o Roberto Ríos * . En los años posteriores, esta columna vertebral se refuerza con jugadores valiosísimos como Alfonso * y Finidi * , que proyectan al Betis en el campeonato liguero y completan excelentes participaciones en la Copa de la UEFA. En junio de 1997 el Betis pierde la final de la Copa del Rey ante el F.C. Barcelona en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid y un año más tarde inicia la construcción de un nuevo estadio, del que se inaugura la mitad en la temporada 1999-2000, y que pasa a llamarse como el presidente de la entidad.

También en esa campaña debuta en el Betis el brasileño Denilson * de Oliveira, que se convierte en el fichaje más caro en la historia del fútbol español, lo cual no es óbice para que los verdiblancos vuelvan a Segunda División, categoría de la que retornan un año más tarde de la mano de nuevos ídolos surgidos de la cantera como Joaquín Sánchez o Jesús Capitán, Capi * . Jugadores que a principios del siglo XXI son la base del equipo, aunque la marcha del club en esos años es muy irregular, haciendo coincidir brillantes clasificaciones con temporadas mediocres.

 

Para más información, visite Wikanda: http://www.wikanda.es/wiki/Real_Betis_Balompi%C3%A9

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  28 de septiembre de 2022