inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ARGENTINA, IMPERIO

VOLVER
Ver fotografías Ver anexos
(buenos aires, argentina 1910-torremolinos, málaga, 2003 ). Cantante y actriz, de nombre Magdalena Nile del Río, pionera en la proyección internacional del cine español. Hija del guitarrista gibraltareño Antonio Nile "de ascendencia inglesa" y la malagueña Rosario del Río, nace en Buenos Aires durante unas actuaciones que realiza su padre por Argentina, y no será hasta el verano de 1999 cuando adopte la nacionalidad española. En plena gira americana, el año 1922, va a verla actuar en Lima el dramaturgo Jacinto Benavente, que acababa de recibir el Premio Nobel. El biógrafo de la estrella, Carlos Manso, trascribe de los labios de la artista las palabras pronunciadas por el dramaturgo para su nuevo bautizo artístico: "«lo mejor que puede llamarse esta niña es como mis dos pasiones: Pastora Imperio y Antonia Mercé "Argentina", ya que canta tan bien como una y baila tan bien como la otra. Que se llame Imperio Argentina». Desde ese momento fui Imperio Argentina para siempre". Sus inicios profesionales en los escenarios tienen lugar a los siete años, con el afrancesado seudónimo "que era la moda" de Petit Imperio. El lunes 16 de noviembre de 1925, Encarnación López Júlvez, la Argentinita le da la alternativa como estrella de las variedades en el mítico Teatro Romea de Madrid, entregándole en el escenario unas castañuelas suyas. Antes, Pastora Imperio le había regalado un vestido de seda, mostrando su admiración a la niña prodigio. No es cierto que esta artista pasara toda su infancia en tierra porteña. Hace varios viajes a Málaga, pues su familia materna era de Monda, donde su abuelo fue juez. La abuela, maestra de Coín. El pintor Rafael de Penagos deja como testimonio unos dibujos donde se ve a la niña escapándose tras un organillo e, inocentemente, después de cantar y bailar, pasar el plato ante la concurrencia hasta que la descubre la madre o un municipal.

En 1927 el director aragonés de cine Florián Rey, la convierte en protagonista de la versión muda de La hermana San Sulpicio (1927), rodándose parte de ella en Marmolejo (Jaén). Imperio Argentina se revela como la musa del cine español y cautiva al público. En 1929 rueda en la Alhambra Los claveles de la virgen , basada en un cuento de Washington Irving, acompañada por el galán Valentín Perera, granadino que posteriormente es muy valorado en Hollywood . Su alianza artística con el director Florián Rey producirá en los años siguientes los éxitos más rotundos que el cine español había conocido hasta esa fecha, un cine que utiliza el folclore popular, rodeándose de los mejores músicos, diseñadores, escenógrafos, etc. hasta convertir aquellas comedias musicales en un cine irrepetible, y por vez primera, promotor de una industria cinematográfica en nuestro país. La siguiente película en la que interviene, la coproducción hispano-alemana Corazones sin rumbo , la lleva a rodar a Berlín. Pero no es hasta sus actuaciones en cine sonoro cuando Imperio Argentina alcanza plena notoriedad como cantante e intérprete de muy diferentes registros. Su primera cinta sonora se rueda también en la capital alemana: El amor solfeando (1930). En vísperas de la proclamación de la II República, la prensa anuncia el éxito de Su noche de bodas . En París trabaja para los estudios Joinville, donde Florián Rey es el supervisor de las cintas rodadas en español, e interpreta por primera vez junto al galán Miguel Ligero, pareja cinematográfica que cosechará después grandes éxitos de taquilla. Antes de su regreso a Madrid, rodará para la productora norteamericana Paramount Melodía de arrabal (1933), película en la que comparte cartel con el rey del tango, Carlos Gardel, con el que había trabajado el padre de Magdalena como acompañante. Reinstalada en Madrid, la actriz se casa en 1934 con Florián Rey y rueda las cintas más emblemáticas de su carrera y del cine español en la primera mitad del siglo XX, bajo la produccion de Cifesa: la versión sonora de La hermana San Sulpicio (1934), en una interpretación fascinante y donde interpreta el famoso tema "Viva Sevilla"; El novio de mamá (1934), Nobleza baturra (1935) y Morena clara  (1936), cuyas canciones se hacen populares en los dos bandos de la contienda civil: "El día que nací yo", "Falsa monea", "Échale guindas al pavo".

En plena Guerra Civil rueda en Berlín otra de sus películas más famosas, Carmen la de Triana (1938), iniciando allí su gran amistad con el concertista Andrés Segovia, que la recuerda paseando a su lado por las calles de la ciudad alemana recitándole él la copla que reza "Chiquilla vamos despacio / que este camino es muy corto / y quisiera hacerlo largo", según una carta que le escribe a la estrella cuarenta años después. Durante el rodaje de Carmen , que ella había cambiado por el proyecto de una Lola Montes de propaganda nazi, Adolf Hitler quiere conocerla, a través de su ministro de Propaganda, Joseph Goebbels. Tras diversos incidentes que han hecho de esta circunstancia una leyenda, consiguiendo, en los propios coches oficiales que le ponían a su disposición, salvar la vida de muchos judíos, y tras vivir la noche de los cristales rotos, Imperio exige a Florián abandonar el país. De Carmen la de Triana se llega a hacer una versión en alemán, idioma que Imperio había aprendido quedando el curioso documento de "Los Piconeros", "Antonio Vargas Heredia" o las "Carceleras del puerto" en la lengua de Goethe. Acaba su contrato con La canción de Aixa , dirigida por Rey y con música del maestro Moreno Torroba. Después de la contienda española, roto ya su matrimonio con el que había sido su pigmalión, Imperio Argentina vive un apasionado romance con su último galán, Rafael Rivelles, a causa de la cual su marido intenta separarla del hijo de ambos. Después de esa gran historia de amor, que también se acaba por incompatibilidades, "Magdalena, que ama a los animales, descubre que Rivelles es cazador, que no le gusta la música clásica, etc." y se decepciona de aquella historia.

Pasa años difíciles de posguerra y de autoexilio en Lisboa, esta vez acompañada de su nueva pareja, Joaquín Goyanes, donde trabaja junto al compositor Ernesto Halfter, que escribe para ella y la dirige en el Teatro San Carlo. Durante este tiempo conoce a Einstein, se reencuentra con Alejandro Lerroux, y frecuenta Villa Giralda en Estoril, ya que le unía una relación de simpatía con el heredero de la corona de España, don Juan de Borbón, cuya madre, la Reina Victoria Eugenia, le había hecho el honor de su afecto ofreciéndole incluso una condecoración. Encontrándose en Portugal, Jean Renoir la reclama para rodar en Italia Tosca (1941), siendo ayudante de dirección un jovencísimo Luchino Visconti, quien tiene que hacerse cargo del filme junto a Karl Coch al tener el célebre realizador que marcharse a Francia para incorporarse a la Resistencia. Tosca , junto a Rossano Brazzi y Michele Simon, es según Claude Leluch "una obra de arte frustrada", en la que Imperio Argentina, que había estudiado canto, interpreta el "Caro mio bene", dejando para la soprano internacional Mafalda Favero el resto de los temas, por respeto a Puccini. Bambú la conecta de nuevo con Ernesto Halffter, que hace la banda sonora y le devuelve las canciones de Moisés Simón "al que Imperio había frecuentado en París", autor del célebre "Manisero" que Imperio grabaría en La Habana con orquesta típica en una de sus primeras versiones, después de Rita Muntaner. También en Bambú  interviene el gran concertista Regino Sainz de la Maza, con quien la artista había compartido reuniones en el ambiente cultural del Madrid prebélico, junto a algunos poetas, pintores y músicos de la Generación del 27. No es de extrañar que el onubense José Caballero realizara numerosos figurines y decorados para los espectáculos que ella montaba.

Entre los años cuarenta y cincuenta hace nuevas películas en Argentina, a instancias de Benito Perojo, entre ellas Los majos de Cádiz , lanzada en América con el título de La maja de los cantares . Rueda también La copla de la Dolores y Café cantante . La iglesia del Pilar de Buenos Aires es escenario de una nueva boda, la segunda oficialmente, con el conde de las Cabezuelas, matrimonio que dura el tiempo en que la actriz tarda en descubrir la verdadera personalidad del noble. Un hito en sus actuaciones teatrales cantar las coplas de su repertorio por todo América en recitales como el que ofrece en junio de 1952 en el Canergie Hall, elogiado por Tenessee Williams en el New York Times . El espectáculo es presentado por el poeta Rafael de Penagos, hijo del famoso dibujante, que durante años se convierte en nuevo amor de la cantante. Tras larga gira, en la que se reencuentra con Zenobia y Juan Ramón Jiménez en Puerto Rico, con María Teresa León y Rafael Alberti en Argentina, ofreciéndole el poeta-pintor su obra El cometa Halley , con León Felipe en México, etc., y tras formar brevemente compañía con Miguel de Molina, regresa a España para presentarse en el Palacio de la Prensa, y posteriormente en una memorable gira por provincias, entre ellas Granada. El cine la llama de nuevo para rodar un folletín radiofónico de Guillermo Sautier Casaseca que estaba constituyendo un acontecimiento de masas, Ama Rosa . Tras una comedia musical, Un sueño para Constanza , junto a un jovencísimo José Sacristán, tarda varios años en pisar un plató, haciéndolo con una colaboración extraordinaria en el papel de madre del protagonista, Antonio Gades, en Con el viento solano (1965), versión cinematográfica de la novela homónima de Ignacio Aldecoa. El público descubre a la gran actriz de siempre, esta vez bajo las órdenes de Mario Camus. Instalada ya, junto a su hermana Asunción, en el chalet La Brisa de Benalmádena Costa, José Luis Borau la llama para protagonizar Tata mía junto a Carmen Maura, donde rinde homenaje al cine republicano de Nobleza baturra . Javier Aguirre le propone un nuevo proyecto cinematográfico, El polizón del Ulises ,(1987) junto a dos legendarias actrices, Aurora Bautista y Ana Mariscal. Imperio canta en euskera y vive además uno de los episodios más tristes, el fallecimiento durante el rodaje de su hermana Asunción Nile, aquella a la que Antonina Rodrigo evoca en Mujeres de España  como una mujer bellísima, militante del Partido Comunista.

Desde entonces y hasta el final de su vida se sucederán los homenajes y recitales, como su presencia en el espectáculo "Azabache", en Sevilla, celebrado durante la Expo "92, dándose la circunstancia de que ella había actuado en la Exposición de 1929. Realiza una nueva gira en Argentina, desde diciembre de 1993 hasta mediados de 1994, debutando junto a Mercedes Carreras y Vicente Parra en el teatro Odeón de Mar del Plata, con la función "El corazón de buen humor". Se despide en el Teatro Gloria de Buenos Aires, frente al mítico Teatro Avenida de sus grandes éxitos. De nuevo en España, participa en el Festival de Tango de Granada llenando el Palacio de Congresos, y posteriormente en el homenaje a La Argentinita en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, sin olvidarnos de su actuación en el Parque Federico García Lorca de Alfacar el año 1998, donde ofrece al público canciones lorquianas que había grabado en el proyecto De Granada a la luna , una de ellas, "Preludio", con música de Enrique Morente. Aquejada por una angina de pecho que su vitalidad procuraba vencer, fallece mientras pasaba un tiempo de descanso en Torremolinos el 22 de agosto de 2003, en casa de una de sus nietas y, afortunadamente, sin enterarse de la trama que alrededor de su herencia material revoloteaba con tintes de escándalo, pues la artista seguía soñando en volver a pisar un escenario y regalarle al público su imborrable sonrisa. Éstas eran sus palabras: "De la tragedia no se puede hacer tragedia toda la vida. No es posible dejarse vencer por el abatimiento. Aunque también es verdad que no todo el mundo ha conocido el horror o la desgracia de perder a sus únicos hijos, pero yo sí. Y también he vivido lo que se llama «la gloria». No soy tan hipócrita y falsa como para no saber que soy Imperio Argentina, aunque prefiero que me llaméis Malena". Ahora sus restos reposan en el cementerio de Benalmádena junto a su hermana Asunción y su hija Alejandra. El pueblo, que la adoraba, asiste en masa a su entierro, y no hay representación alguna del Ministerio de Cultura. Pilar López, la gran bailarina, y algunos íntimos, la acompañan discretamente en su funeral. El joven sacerdote oficiante habla de cine y recuerda sus canciones: "el día que nací yo / qué planeta reinaría..."[ Juan de Loxa ]

 

Para más información, visite Wikanda: http://www.wikanda.es/wiki/Imperio_Argentina

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  11 de diciembre de 2017