inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

LORA DEL RíO

VOLVER
Ver fotografas
(SE). Municipio de la comarca de la Vega de Sevilla, situado en la margen derecha del río Guadalquivir. El término municipal tiene una extensión de 293,90 km 2 , una población de 18.861 h. en el 2005, y su núcleo de población principal, a unos 38 m. sobre el nivel del mar, dista 57 km. de la capital provincial.

Situación y emplazamiento.  Su territorio tiene por un lado una gran articulación interna a través de las carreteras A-431, que discurre paralela al curso fluvial, y de las A-455 y A-457, que une hacia el norte con Constantina y hacia el sur con Carmona respectivamente. Esta última conecta con la  autovía de Andalucía, ya fuera del municipio y se aprovecha también de  la línea de ferrocarril de cercanía con Sevilla. El término loreño queda dividido en tres grandes unidades litológicas y paisajísticas diferentes: la Sierra al norte, la Vega en el centro y la Campiña en la parte meridional. Su clima es mediterráneo con precipitaciones medias de unos 525 mm. anuales, temperaturas suaves en invierno (10°-11°) y calurosas en verano, junto con importantes recursos hidrológicos (presas, ríos, arroyos, canales...), que hacen posible la existencia de vegetación típica mediterránea: bosques de encinas, pinares, dehesas y matorrales.

Historia.  La abundancia de restos arqueológicos en la "Mesa de Setefilla" atestigua el poblamiento tartésico a partir de los inicios de la Edad del Bronce, hacia el 1.700 a.C., continuado por otros asentamientos ibéricos en el núcleo urbano loreño y en las vecinas Mesas del Almendro y de Lora (Lora la vieja). A fines del siglo III a.C. los romanos se establecen en la comarca, y con el nombre de "Axati" convierten a Lora en un gran centro productor-exportador de aceite de oliva. El emperador Vespasiano le concede el derecho latino y pasa a ser un Municipium Fluvium.

En época visigoda debe tener una cierta importancia en la zona a juzgar por el número de restos funerarios hallados. La Lawra árabe siguió siendo un núcleo de población importante y un centro defensivo, fortificación del castillo y construcción de las murallas, entre Córdoba y Sevilla según cuentan los cronistas contemporáneos. Pertenece a la cora califal de Isbilya, a la taifa de igual nombre y, ya en el XIII, al reino almohade de Sevilla.

Fernando III de Castilla la conquista a mediados de ese siglo, donándola inmediatamente a la Orden Militar de San Juan de Jerusalén o de Malta. Con estos territorios la Orden, hasta la desamortización del siglo XIX, organiza un pequeño señorío que acaba configurándose en una Bailía y varias encomiendas, cuya capitalidad reside en la villa de Lora. En sus alrededores existen siete aldeas bajo su jurisdicción, que se llaman Septe filias, de donde procede el nombre de Setefilla, lugar donde se alza hoy el Santuario a la Virgen de dicho nombre, a los pies del castillo, plaza fuerte y vigía de la zona.

Lora del Río va a alcanzar su máximo esplendor a lo largo del siglo XVIII, reflejado en la construcción de importantes edificios públicos (ayuntamiento), religiosos (iglesia de Nuestro Padre Jesús) e incluso privados (casa de los Montalbo, casa de los Leones). A lo largo del siglo XIX se van a producir importantes cambios en la villa, aunque será ya en el siglo XX cuando, gracias a la implantación de nuevos regadíos y a la llegada de inmigrantes de otras comarcas, Lora se recupere e inicie una época de crecimiento. En los años sesenta los procesos de colonización agraria suponen la creación dentro del término municipal de dos poblados:  "Setefilla" y "El Priorato".

Economía. La tradicional y principal fuente de riqueza sigue siendo la agricultura, la intensiva de regadío y en secano (45% y 40,7% respectivamente de los usos del suelo). Las tierras regadas de la margen izquierda del Guadalquivir se nutren del Canal del Valle Inferior o Bajo Guadalquivir, proyecto de principios del siglo XX, aunque la irrigación total no fue efectiva hasta 1955. En tanto que las de la margen derecha provienen del Víar y del Bembézar, datándose de los años cincuenta, si bien los primeros trabajos comienzan a realizarse en 1933. Se trata de una agricultura especializada principalmente en cultivos herbáceos, con el 74% de la superficie cultivada  en regadío (maíz y algodón) o en secano (trigo y girasol). Entre los cultivos leñosos destacan el naranjo, el olivar de aceituna de aceite y el melocotonero en regadío, y en secano el olivar de aceituna de aceite. También es importante la ganadería lanar y vacuna, localizándose en el municipio dos ganaderías bravas, Miura y Pepe Luis Vázquez; y las actividades cinegéticas, caza mayor y menor, en amplios terrenos forestales. La actividad industrial se limita a empresas aceituneras y siderometalúrgicas, cerámica artística y comercial, guarnicionería, esparto y forja.

Además el municipio posee múltiples recursos turísticos, todavía no muy explotados. Por una parte el turismo rural se fundamenta en su variedad paisajística y geomorfológica. Hacia el norte, por la sierra, se puede visitar el Santuario de Nuestra Señora de Setefilla, ubicado en un entorno natural de gran belleza junto a las ruinas de un antiguo castillo romano-árabe. En estos parajes se construye la presa "José Torán" que supone una ampliación de la oferta lúdica y de ocio para la zona. Ya junto a la carretera de Córdoba, el poblado de Setefilla, ejemplo de la arquitectura de colonización agraria, al igual que El Priorato. Hacia el noroeste del núcleo urbano, a poco más de dos kilómetros, se encuentra la Matallana, parque y zona recreativa donde aún puede disfrutarse de una vegetación autóctona (encinas, pinos y matorral mediterráneo) notablemente bien conservada. Junto a él, y siguiendo los distintos caminos, se pueden visitar buenos ejemplos de cortijos y haciendas serranas en diversos grados de conservación. Hacia el sur, se tiene la oportunidad de conocer los cultivos de regadío del valle bético, con interesantes muestras de cortijos "La Catria, El Charco, El Acebuchal, Mochales, El Puerto, Felipe", la dehesa y cortijo de Zahariche, donde pasta la afamada ganadería brava de Miura, y las ruinas arqueológicas de "Lora la vieja".

Por otra, la ruta turístico monumental se completa con la Iglesia de la Asunción, con diferentes estilos arquitectónicos, siendo el ábside de piedra de estilo gótico; además, consta de tres naves de grandes dimensiones y una torre datada del siglo XIX; la casa de los Leones, con fachada de mediados del siglo XVIII; la casa de los Montalbo, construida en el siglo XVIII; y la Capilla de Santa Ana, que en la actualidad alberga la Biblioteca Pública. Esta riqueza paisajística, natural y monumental se complementa con numerosas fiestas, San Sebastián, Carnaval, Semana Santa, la feria local y la romería de la Virgen de Setefilla. Y una rica gastronomía: caracoles, espárragos trigueros, gachas con coscurros, sopeaos con gazpacho y dulces de Navidad y Semana Santa. [ Francisca Ruiz Rodríguez ].

 

Para más información, visite Wikanda: http://www.wikanda.es/wiki/Lora_del_rio

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  28 de septiembre de 2022