inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

ALTOLAGUIRRE, MANUEL

VOLVER
Ver fotografas Ver anexos
(málaga, 1905-burgos, 1959). Poeta, dramaturgo e impresor. Manuel Altolaguirre Bolín nace en Málaga, en la calle Strachan, el 29 de junio de 1905. A los cinco años pierde a su padre, Manuel Altolaguirre Álvarez, que es juez de primera instancia, periodista y autor de comedias. Su madre, Concepción Bolín Gómez de Cádiz, muere en septiembre de 1926, una fecha que el poeta consideraría como "la más importante de mi vida". Del Colegio de la Sagrada Familia pasa al de los jesuitas de Miraflores de El Palo, donde cursa el bachillerato como alumno interno; allí se hace amigo de José María Souvirón, y en esos años también conoce a Emilio Prados, José María Hinojosa y Federico García Lorca "su familia pasa parte del verano en Málaga, en el hotel Hernán Cortés", a quien volverá a tratar cuando se matricule en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, entre 1922 y 1923. García Lorca le presenta a Manuel de Falla y le pone en contacto con el ambiente cultural granadino (las tertulias del Café Alameda). La temprana vocación literaria de Altolaguirre se concreta en la fundación de la revista Ambos (Málaga, marzo de 1923), junto a Hinojosa y Souvirón. En los cuatro números de la revista, que cuenta con las colaboraciones de Ramón Gómez de la Serna, Jean Cocteau y Pablo Picasso, publica Altolaguirre sus primeras prosas, cuyo estilo debe bastante a la vanguardia ultraísta. En 1924 se traslada a Madrid para trabajar en el bufete de Francisco Bergamín, antiguo amigo de su padre y ex-ministro de Alfonso XIII. Con su hijo, José Bergamín, entabla Altolaguirre una sólida amistad al margen de la profesión jurídica: "Otras eran ya nuestras aficiones. Andando el tiempo nuestro campo sería el de la literatura y en lugar de atender a los litigios, comentábamos lecturas recientes, conversaciones a las que debo mucho de mi formación literaria", escribe Altolaguirre en su libro inacabado de memorias El Caballo Griego .

Imprenta Sur. De regreso a Málaga en 1925, funda con Emilio Prados y Álvaro Disdier la imprenta Sur. Muchos años después, en sus memorias, Altolaguirre hace una brillante evocación de este lugar: "Nuestra imprenta tenía forma de barco, con sus barandas, salvavidas, faroles, vigas de azul y blanco, cartas marinas, cajas de galletas y vinos para los naufragios. Era una imprenta llena de aprendices..., aprendices como grumetes, que llenaban de alegría el pequeño taller, que tenía flores, cuadros de Picasso, música de don Manuel de Falla, libros de Juan Ramón Jiménez en los estantes." En ese ambiente surge en 1926 Litoral , "la revista de una generación" en palabras de Julio Neira. Como anuncio de la revista se publica el libro de Prados Canciones del farero (septiembre de 1926) y el 20 de octubre de ese mismo año sale a la luz el primer libro de Altolaguirre, Las islas invitadas y otros poemas . En sus dos etapas iniciales, hasta el verano de 1929, Litoral reúne a los creadores de aquella "joven literatura" de los años veinte no sólo en las páginas de la revista "cabría destacar el número de homenaje a Góngora, en el que colaboran Juan Gris, Picasso y Falla" sino también en los Suplementos, donde aparecen títulos como La amante , de Rafael Alberti, Canciones , de Federico García Lorca, Caracteres , de José Bergamín, Ámbito , de Vicente Aleixandre, Perfil del aire , de Luis Cernuda, o Jacinta la pelirroja , de José Moreno Villa. En 1927, Altolaguirre colabora en otras revistas como Verso y Prosa , Mediodía , Meseta , Papel de Aleluyas y Carmen , y publica su segundo libro, Ejemplo (noveno suplemento de Litoral ), dedicado a Juan Ramón Jiménez. Las dificultades económicas y la mayor aproximación al surrealismo por parte de Hinojosa y Prados "más radical, en este caso" motivan la disgregación del grupo, pero Altolaguirre no abandonará en lo sucesivo un trabajo de editor que resulta inseparable de su trayectoria como poeta: a principios de 1930 adquiere una pequeña imprenta en la que comienza a editar, bajo el título Poesía , unos cuadernos de poetas clásicos y contemporáneos.

En noviembre de 1930 se instala en París con la intención de preparar oposiciones al Cuerpo Diplomático, pero abandona pronto este proyecto y reanuda su actividad como impresor; es entonces cuando edita un cuaderno de ocho páginas titulado Un verso para una amiga ("Ecoute mon silence avec ta bouche"/ Escucha mi silencio con tu boca), que le sirve como felicitación de Navidad y "carta de presentación" en la capital francesa, donde se reúne asiduamente con pintores (Dalí, Picasso, Gregorio Prieto) y poetas (Jorge Guillén, Enrique Díez-Canedo, Mathilde Pomès y Julio Supervielle). Invitado por este último, pasa el verano de 1931 en la isla de Port-Cros, donde coincide con Alberti, y en otoño se instala definitivamente en Madrid. En la editorial Plutarco aparece su libro de poemas Soledades juntas (noviembre de 1931). A partir de entonces inicia una intensa actividad literaria: la editorial Espasa-Calpe publica sus traducciones de Víctor Hugo y Chateaubriand, una Antología de la poesía romántica española y una biografía de Garcilaso de la Vega. Es incluido en la célebre Antología  de Gerardo Diego (1932 y 1934).

Matrimonio de poetas. En 1932 se casa con la poeta Concha Méndez Cuesta e inicia con ella la publicación de la revista Héroe "según Vicente Aleixandre, Altolaguirre es artífice de revistas que "vivían como un milagro"" y de la colección de cuadernos "La tentativa poética", que recoge versos de Concha Méndez, Pedro Salinas, Luis Cernuda y Rafael Alberti. La muerte, al nacer, de su primer hijo afecta profundamente a la pareja; el poema XIV del libro Donde habite el olvido , de Cernuda, se inspira en este desgraciado acontecimiento. Altolaguirre y Concha Méndez se trasladan a Londres en el otoño de 1933, después de recibir una ayuda por parte de la Junta de Ampliación de Estudios del gobierno republicano con el fin de estudiar la poesía espiritualista inglesa. Allí, un año después, fundan una nueva revista, 1616 , donde aparece un fragmento de la traducción del Adonais de Shelley, que Altolaguirre publicará como libro en 1936. El 13 de marzo de 1935 nace su hija Paloma y en junio regresan a Madrid, instalándose en la calle Viriato. El poeta malagueño se hace cargo de la edición de una nueva revista, Caballo Verde para la Poesía , dirigida por Pablo Neruda, y vuelve a poner en marcha la colección Héroe , que da a conocer obras de Cernuda ( El joven marino ), García Lorca ( Primeras canciones ), Prados ( Llanto subterráneo ), Moreno Villa ( Salón sin muros ), Neruda ( Primeros poemas de amor ), Miguel Hernández ( El rayo que no cesa ), Gil-Albert ( Misteriosa presencia ), Concha Méndez, Serrano Plaja, Rosa Chacel y del propio Altolaguirre ( La lenta libertad ). Por encargo de la editorial Cruz y Raya, que dirige Bergamín, imprime la primera edición de La realidad y el deseo , de Luis Cernuda (1936).

Imprimir en las trincheras. En julio de 1936, Altolaguirre publica una selección de sus libros de poemas con el título Las islas invitadas . El inicio de la guerra civil tiene para él consecuencias trágicas, pues pierde a dos hermanos, Federico y Luis, fusilados por el bando republicano igual que José María Hinojosa, y a Federico García Lorca, fusilado por el bando franquista. Muy pronto se integra en las actividades organizadas por la Alianza de Intelectuales Antifascistas: edita, junto con Alberti, la revista El Mono Azul , donde aparecen sus primeros romances de guerra, se hace cargo de La Barraca "dirigida antes por García Lorca" y escribe una obra teatral, Amor de madre . Se traslada a Valencia en el invierno de 1936 y allí forma parte del equipo de redacción de la revista Hora de España "en ella publicará Altolaguirre varios poemas y la obra teatral Tiempo a vista de pájaro ", cuyo primer número corresponde a enero de 1937; por las mismas fechas estrena una nueva obra dramática, escrita en colaboración con José Bergamín: El triunfo de las Germanías . Con motivo del Segundo Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura (verano de 1937), dirige una representación de Mariana Pineda , de Lorca, y cuida algunas ediciones como la antología Poetas en la España leal . Hace amistad con Stephen Spender, Octavio Paz, Juan Marinello y Nicolás Guillén. Con el grupo de Hora de España se instala en Barcelona a finales de 1937; en junio de 1938, al cumplir los 33 años, Altolaguirre es movilizado y se incorpora al IX Cuerpo del Ejército del Este. Vuelve allí a su trabajo de impresor en el monasterio románico de Gualter, donde edita, con la ayuda de Gil-Albert y Fernández-Canivell, la revista Granada de las letras y las armas y libros , así como poemarios como España en el corazón , de Pablo Neruda, Cancionero menor para combatientes , de Emilio Prados, y España, aparta de mí este cáliz , de César Vallejo. Tras la caída de Barcelona, cruza la frontera francesa en febrero de 1939 y, tras reunirse con su familia, se aloja en la casa del poeta Paul Eluard, en París.

El destierro. El 10 de marzo de 1939 sale desde el puerto de Burdeos con destino a México, aunque la enfermedad de su hija Paloma les obliga a desembarcar en Cuba: finalmente se instalan en el barrio del Vedado, en La Habana. Prosigue allí su actividad editorial, después de comprar una imprenta, La Verónica, de donde surgen las colecciones "El ciervo herido" y "Héroe" (dedicada ahora a escritores cubanos); en la primera aparecen los poemas que Altolaguirre escribe durante la guerra civil, bajo el título Nube temporal . El Gobierno republicano en el exilio le encarga la edición de la revista Nueva España (1939-1941), dirigida por Álvaro de Albornoz. Entre las nuevas ediciones de La Verónica destacan Antología de la Poesía popular española (1941), realizada en colaboración con Bernardo Clariana, y una nueva versión de la Antología de la poesía romántica española (1942). Debido a los graves problemas económicos, Altolaguirre y Concha Méndez deciden liquidar la editorial y, en marzo de 1943, se trasladan a Ciudad de México, donde vuelven a encontrarse con Neruda y Octavio Paz y con muchos exiliados españoles: Bergamín, Prados, Moreno Villa, Gil-Albert, Ramón Gaya, Giner de los Ríos. A comienzos de 1944, Altolaguirre inicia una relación amorosa con la actriz María Luisa Gómez Mena, separada recientemente del pintor Mario Carreño, y se marcha a vivir con ella a Tepoztlán, un pueblo próximo a Cuernavaca. Durante ese mismo año se reedita Litoral "sería la tercera etapa de la revista, que sólo contaría con tres números, el último de ellos un homenaje a Díez Canedo" bajo la dirección de Altolaguirre, Prados, Moreno Villa, Rejano y Giner de los Ríos, y aparece el libro de Altolaguirre Poemas de las islas invitadas , que se anuncia como una edición de Litoral . Apoyado económicamente por su nueva compañera sentimental, funda a principios de 1945 la editorial Isla , vuelve a interesarse por el teatro, escribe El argumentista e inicia otra colección que de nuevo llama "El ciervo herido", ahora con Roberto Barrie, en la que publica sus Nuevos poemas de las islas invitadas  (1946).

Actividad cinematográfica. Después de una profunda crisis en su relación con María Luisa, Altolaguirre consigue un trabajo como guionista en la Panamerican Film y en 1947 hace su debut cinematográfico con La casa de la Troya , adaptación de la novela de Pérez Lugín, aunque la productora quiebra pronto y el poeta malagueño debe subsistir a través de las colaboraciones de prensa en El Nacional y Excélsior . En septiembre de 1949 publica el libro de poemas Fin de un amor , dedicado a María Luisa Gómez Mena; con ella realiza frecuentes viajes a Cuba y, en enero de 1950, crea la compañía cinematográfica Producciones Isla. Regresa por primera vez a España en el verano de 1950. De vuelta a México, su productora financia varias películas de Eduardo Ugarte, pero el mayor éxito será Subida al cielo , con argumento del propio Altolaguirre y dirección de Luis Buñuel, una película que recibe el premio al mejor film de vanguardia en el Festival de Cannes (1952) y el Águila de Plata en México. En otoño de 1953, Altolaguirre y María Luisa Gómez Mena se instalan en Cuba hasta la primavera de 1955, fecha de su regreso a México D.F. Los últimos años de su vida están consagrados a distintos proyectos cinematográficos. En julio de 1959, Manuel Altolaguirre y María Luisa Gómez Mena mueren después de sufrir un accidente de automóvil cerca de Burgos, al regreso del festival de cine de San Sebastián, donde han prensentado la adaptación de El cantar de los cantares , de Fray Luis de León. Termina así una vida difícil, casi novelesca, improvisada a fuerza de saltos en el vacío.[ Antonio Jiménez Millán ]

 

Para más información, visite Wikanda: http://www.wikanda.es/wiki/Manuel_altolaguirre

 


 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  01 de octubre de 2020