inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE





 

BAEZA

VOLVER
Ver fotografías Ver anexos
(JA). El municipio de Baeza se encuentra enclavado en el centro geográfico de la provincia de Jaén, en una colina de suave pendiente a 790 m. de altitud sobre el nivel del mar, desde donde pueden observarse espléndidas panorámicas del Valle del Guadalquivir y las sierras de Cazorla, Segura y Mágina. Inserto en la Comarca de Úbeda, su término municipal posee una extensión de 193 km 2  y cuenta con una población de 15.223 h. (2002), dedicados fundamentalmente a la agricultura, en concreto al olivar, que es la base de su economía.

Sus orígenes son muy remotos. Se encuentran restos pertenecientes a la Edad del Bronce, pero son muchas las culturas que dejan huella en Baeza a lo largo de la historia. Durante la dominación romana es conocida como Beatia. También es una importante ciudad visigoda y, durante el periodo musulmán, capital de un reino taifa, tiempo en el que recibe el nombre de Bayyasa. En 1227 es conquistada definitivamente por Fernando III el Santo, jugando un importante papel en la conquista de al-Ándalus, por lo que se gana el apelativo de "Nido real de gavilanes". Las murallas son derribadas más tarde "aunque permanecen algunas puertas, arcos y torres, como la de los Aliatares" por mandato de la reina Isabel, a raíz de las confrontaciones entre dos familias rivales, los Benavides y Carvajal, apellidos de resonancias moriscas "a principios del XVII existe aún una importante morería, según el historiador francés Lapeyre".

Pero son los siglos XVI y XVII la época de máximo esplendor demográfico, agrícola, ganadero, industrial y cultural de Baeza, y de ella datan gran parte de los monumentos renacentistas civiles y religiosos de la ciudad, aunque cuenta también con importantes edificios de otras épocas y estilos. Además, en el siglo XVI se crea la Universidad de Baeza, hermanada con la de Salamanca, en la que imparten clase San Juan de Ávila, Bernardo de Carleval o Diego de Sevilla. La vida universitaria se mantiene hasta 1824, fecha en la que es suprimida la institución para convertirse en Instituto de Enseñanza Media. Actualmente es una de las sedes de la Universidad Internacional de Andalucía "la de Antonio Machado, en recuerdo del poeta que da clases de francés en el instituto de Bachillerato de la ciudad entre los años 1912 y 1919".

En esta nueva etapa baezana desarrolla su actividad docente e investigadora de manera continuada a lo largo de todo el año, impartiéndose en ella además de los tradicionales cursos de verano, maestrías y cursos de formación especializada. La labor investigadora se desarrolla esencialmente en torno al Centro Andaluz de Estudios para el Desarrollo Rural (Caeder), cuyo objetivo es contribuir al mayor desarrollo económico, social y cultural de las áreas rurales y agrarias de Andalucía, y donde se llevan a cabo programas de estudio, docencia e investigación en los distintos aspectos del desarrollo rural.

Desde el punto de vista socioeconómico, Baeza ha sido y es ante todo una agrociudad. En etapas históricas anteriores su economía es algo más diversificada, aunque siempre ligada al sector agropecuario, que genera toda una serie de industrias manufactureras adscritas (paños, pieles, etc.) y al comercio que todo ello conlleva. Muchos tipos de cultivos se pierden o quedan marginados a reductos mínimos a favor del que es dominante, o monocultivo: el olivar.

Muy marcado es también el retroceso experimentado por la industria baezana en las dos últimas décadas del siglo XX. Con todo, Baeza está sujeta en lo económico casi exclusivamente al cultivo del olivar y a la producción de aceite. Ello se debe a la política de apoyo aplicada al sector por la Unión Europea en tanto contribuye a fortalecerlo, mecanizando muchas tareas y mejorando la calidad de vida de los jornaleros, aparte de generar una industria y un comercio no sólo de aceite, sino de todo tipo de aperos de labranza y productos fitosanitarios (insecticidas, herbicidas, abonos).

Por otro lado, la localización en el municipio de la Escuela de Guardias de la Guardia Civil impulsa, a la vez que consolida, el sector servicios, ya que de ella salen en el transcurso de los últimos años promociones de miles de alumnos, aumentando así el número de plazas hoteleras, bares y restaurantes, coyuntura muy propicia para una localidad donde el turismo es a comienzos del siglo XX una actividad muy importante. No en vano, Baeza es declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1966 y Ciudad Ejemplar del Renacimiento por el Consejo de Europa en 1975. En fecha más reciente (3 de julio de 2003), junto con Úbeda, es declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Su estratégica localización contribuye, además, a potenciar la actividad turística de esta ciudad. Una encrucijada de caminos la mantienen perfectamente comunicada hacia el Norte con Madrid a través de la Autovía N-IV, desvío Linares a través de la N-322; hacia el Oeste con Córdoba y Sevilla a través de la N-IV, desvío de Bailén que enlaza con la N-322; y hacia el Sur, a través de cualquiera de las autovías con dirección Granada, enlaza con la capital provincial, Jaén. La localización a unos 16 km. de la estación de tren de Linares-Baeza garantizan también los desplazamientos por ferrocarril.

Son muchos los lugares de interés turístico y monumental de Baeza. Algunos de los conjuntos histórico-artístico de la ciudad son: la Plaza de los Leones, con la Fuente de los Leones en el centro, delimitada por la Antigua Carnicería, la Casa del Pópolo y, cerrando este entorno, la Puerta de Jaén y el Arco de Villalar; la Plaza de España, antigua Plaza del Mercado Viejo, centro neurálgico de la ciudad desde el siglo XVI; la Plaza de Santa María, en la que se encuentran la Catedral, las Casas Consistoriales Altas, el Seminario de San Felipe Neri y en el centro la Fuente de Santa María. Un edificio singular es el palacio de Jabalquinto, de estilo gótico isabelino del siglo XV y fachada decorada con puntas de diamante y contrafuertes rematados en mocárabes.

En los últimos años, adquiere relevancia el desarrollo del turismo de naturaleza, dada la singularidad del medio físico y el potencial ambiental de la zona. Por su peculiaridad, resulta interesante visitar el Centro de Desarrollo y Turismo Rural Hacienda La Laguna, localizado en el paraje natural conocido como Laguna Grande en el Puente del Obispo, que, además de disponer de un bello entorno, cuenta con el único Museo del Aceite de Andalucía, donde se recogen las modalidades del proceso de producción del aceite, la historia y la evolución de la molturación de la aceituna, una oficina de asesoría turística, un área recreativa con pistas deportivas, piscina, posibilidad de rutas ecuestres y cicloturísticas, cámping, restaurante y una de las mejores Escuelas de Hostelería de Andalucía.

Tradiciones.  Pero no sólo es la riqueza monumental, artística y/o natural el principal atractivo de Baeza, sino también el encanto de sus gentes, tradiciones y fiestas. Entre éstas cabe resaltar la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional por el valor artístico de muchos de sus pasos procesionales. Destaca por su gran belleza y calidad artística el Cristo de la Caída, perteneciente a la Escuela Granadina del siglo XVII y atribuido a José de Mora; el Cristo de la Humildad, magnífica talla de la segunda mitad del siglo XVI; la Virgen "Fervorosa", dolorosa del siglo XVII; el Cristo de la Expiración y la Virgen de la Soledad, imagen de candelero del siglo XVIII. Junto a las imágenes procesionales, la riqueza artística de los tronos y ornamentos conforma un mosaico artístico-cultural de gran singularidad. También de gran tradición y belleza es la fiesta del Corpus en Baeza, cuya custodia procesional es una magnífica obra de orfebrería del siglo XVIII en plata y oro; y para el paso de la procesión las calles se engalanan con altares y alfombras florales.

De gran animación popular es la romería del Cristo de la Yedra y Nuestra Señora del Rosel, celebrada el primer fin de semana de septiembre, y que está considerada una de las más antiguas de Andalucía. A mediados del mes de agosto se celebran las fiestas patronales en honor de la Virgen del Alcázar, realizándose numerosos actos como competiciones deportivas, espectáculos taurinos, actividades culturales, teatro, conciertos y verbenas populares. En los últimos años cobra especial auge la denominada "feria de día". Baeza, además, recupera en los últimos años la celebración de la fiesta de las Cruces de Mayo y son también muy singulares las fiestas de los barrios.

La gastronomía de Baeza se caracteriza por exquisitos platos recuperados de la cocina tradicional, en los que adquiere gran protagonismo los productos de la huerta y el aceite de oliva, como el bacalao al estilo de Baeza con un sofrito de cebolla y tomate con pimiento morrón y piñones, y el cocido mareado. En Semana Santa son típicas las cazuelas, plato de habas y garbanzos cocidos, amasados con cebollas, berenjenas y tomates y adornados con piñones y ajonjolí. Como postres, las gachas, las empanadas de cabello de ángel o el paté de frutas. Y para acompañarlo, aguardiente de uvas o de guindas. También son muy típicos los Ochíos * de pan y aceite y los hornazos * , tradicionales de Semana Santa.

La presencia de Machado. Sin duda, uno de los grandes atractivos de Baeza es la permanencia de la figura de Machado en sus calles y plazas, en su vida universitaria e intelectual. El poeta regresa a Andalucía tras una prolongada estancia en Soria, donde pierde a su amada Leonor. Hasta Baeza se desplaza, junto a doña Ana, su madre, para ocupar su nueva plaza como profesor de instituto. Con el corazón herido, Machado pasea por la monumental ciudad. Mientras se dedica con ahínco al estudio de la filosofía, tiene tiempo para escribir a Miguel de Unamuno: "... Esta Baeza, que llaman Salamanca andaluza, tiene un Instituto, un Seminario, una escuela de Artes, varios colegios de segunda enseñanza, y apenas sabe leer un treinta por ciento de la población". Sentado, en solitario, en los soportales del caféla Perla, Machado deja una huella indeleble en la ciudad jiennense, así como en sus alrededores, perdido entre lomas de "olivares polvorientos del tiempo de Andalucía". [ Inmaculada España Ríos .

 

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
Cádiz
Museo de Cádiz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
Málaga
Museo Carmen Thyssen
Málaga
Museo de Málaga
Málaga
Museo Interactivo de la Música
Málaga
Museo Picasso Málaga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contemporáneo
Sevilla
Museo Arqueológico


   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  25 de abril de 2017