inicio quiénes somos normas de uso abreviaturas contacto
AndalucŪa Cultura

BÚSQUEDA DE TÉRMINOS



Acceso a búsqueda avanzada

TÉRMINOS VISITADOS  


TÉRMINOS RECIENTES

AGENDA CULTURAL
   Bodas de Sangre: Programación en Jaén
   Taller de creatividad dinamizado por Yanua para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil
   Taller de fin de semana: Fotografía + Ciencia: fotografiando lo imposible



CON LA COLABORACIÓN DE



 

FRANCISCANOS

VOLVER
 Orden religiosa mendicante de varones. A principios del siglo XXI la familia franciscana masculina la componen los llamados Hermanos Menores (OFM), los Hermanos Menores Conventuales (OFM Conv) y los Hermanos Menores Capuchinos (OFM Cap).

La orden franciscana es fundada por San Francisco de As√≠s, hijo de un comerciante italiano asentado en la ciudad libre y comercial de As√≠s. Tras una juventud disoluta, en la que el lujo y la riqueza son sus distintivos, San Francisco vive durante un tiempo dedicado a la conversi√≥n personal al Evangelio y al retiro espiritual. Su intenci√≥n es llevar a la pr√°ctica el ideal evang√©lico de pobreza y obediencia, ayudando a los pobres y reparando las iglesias ruinosas cercanas a As√≠s. Para lograr esos objetivos se rodea de un grupo de fraticelli ¬†"hermanos" y compa√Īeros, procedentes de diversos estratos de la sociedad italiana. En 1209 el Papa Inocencio III aprueba su r√©gimen de vida y confirma la primera regla franciscana, en la que se condensan los principios e ideales a trav√©s de los cuales llevar√≠an a cabo sus prop√≥sitos. Esta primera regla es, m√°s tarde, reelaborada y acortada. En 1223 el Papa Honorio III la confirma como regla definitiva. La orden comienza a extenderse primero en Italia y luego por toda Europa. A la Pen√≠nsula Ib√©rica los franciscanos llegan a partir de 1217, a√Īo en que se crea la Provincia de Espa√Īa, desmembrada a partir de 1232 en tres: Santiago, Arag√≥n y Castilla. √Čstas, a su vez, se subdividen en varias demarcaciones subalternas "custodias" y en conventos y casas. Poco a poco, los franciscanos espa√Īoles multiplican sus servicios y actividades apost√≥licas en un sentido amplio, destacando sus v√≠nculos con los monarcas "como predicadores, confesores reales y capellanes militares" y con el mundo universitario "regencia de c√°tedras, direcci√≥n de centros de estudios". Estas actividades son complementadas con tareas espirituales "misiones, confesionario, misas, predicaci√≥n" y tareas socio-caritativas "atenci√≥n de hospitales, asilos y escuelas".

Baeza y √öbeda, pioneras. ¬†Las primeras fundaciones franciscanas en Andaluc√≠a son las de Baeza y √öbeda. En 1249 se funda en Sevilla el convento de San Francisco "llamado luego la Casa Grande", de capital trascendencia para toda Andaluc√≠a, que da origen a la Custodia Franciscana de Sevilla, primero dependiente de Castilla. La actividad de los franciscanos de Andaluc√≠a en este tiempo es imposible reducirla a una sola l√≠nea de acci√≥n. Contin√ļa la tradici√≥n misionera de los primeros frailes que llegan a Andaluc√≠a, que, junto con los dominicos, se convierten en los art√≠fices principales de la evangelizaci√≥n. En las √ļltimas d√©cadas del siglo XIII, la vida franciscana mantiene en Andaluc√≠a dos tendencias fundamentales: los conventos en las grandes ciudades, que viven con rentas y legados para mantener la actividad evangelizadora, con sus casas de estudio, y los eremitorios de edificaci√≥n humilde, en pueblos peque√Īos y despoblados. As√≠, quedan definidos dos estilos de vida dentro de la unidad franciscana: la conventualidad y la observancia. Este es uno de los cap√≠tulos m√°s oscuros de la historia franciscana de Andaluc√≠a, cuyo estudio se presenta erizado de dificultades. Se extiende a todo el siglo XIV, en el que los franciscanos andaluces viven inmersos en la problem√°tica interna de toda la Orden: las controversias sobre la pobreza, las tensiones entre conventualidad y observancia. A estos problemas se suman los derivados de la pol√≠tica interior del Reino. En los √ļltimos decenios de este siglo y a lo largo de todo el siguiente se observa la mitigaci√≥n de la disciplina religiosa, conocida en la Orden Franciscana con el nombre de "conventualismo". Esta situaci√≥n no llega a adquirir en Andaluc√≠a las proporciones que toma en Castilla, donde las luchas entre conventualidad y observancia dan lugar a diversas reformas, como la iniciada por fray Pedro de Villacreces en el eremitorio de La Salceda. Andaluc√≠a sigue las huellas reformadoras de Villacreces, pero con un estilo completamente distinto, y sobre todo sin llegar a la separaci√≥n y divisi√≥n de la provincia religiosa. En las primeras d√©cadas del siglo XV, entre otras, pueden citarse las fundaciones de Santa Eulalia de Marchena, en 1420, San Pedro de Bube, en la di√≥cesis de Sevilla, erigido en 1426, y San Francisco de Constantina, en torno a 1427.

Dos provincias andaluzas. ¬†A finales del siglo XIV"y principios del XV tiene lugar la conquista y evangelizaci√≥n de Canarias. Las islas quedan sujetas a la Corona de Castilla. Al frente de la expedici√≥n misionera que acompa√Īa a los conquistadores se encuentra fray Alonso de Sanl√ļcar de Barrameda, m√°s tarde elegido obispo. El descubrimiento geogr√°fico y las consiguientes secuelas pol√≠ticas abren un nuevo campo de acci√≥n a la Custodia Franciscana de Sevilla. La labor de los franciscanos en Canarias desborda el ministerio evangelizador, para ser, junto con √©l, una gallarda lucha en favor de los derechos de los naturales de aquellas islas, oponi√©ndose tenazmente a la reducci√≥n de los isle√Īos a la esclavitud. Adem√°s de esta expansi√≥n en las Islas Canarias, la conquista del Reino de Granada en 1492 supone un nuevo ensanche del campo de acci√≥n de los franciscanos andaluces, aunque sus primeras incursiones en el Reino de Granada se inician 95 a√Īos antes de la conquista de la ciudad. En 1397 comienza una labor evangelizadora ¬†a cargo de los religiosos Juan de Cetina y Pedro Due√Īas, que mueren martirizados. Estas incursiones misioneras no tienen los resultados apetecidos y no llegan a cristalizar en fundaciones de nuevos conventos. La vida franciscana en el Reino de Granada se implanta a ra√≠z de la conquista de la ciudad. En 1492, la Reina Isabel pone en pr√°ctica su prop√≥sito de erigir nuevos conventos en las ciudades principales, encomendando la fundaci√≥n del convento de San Francisco de la Alhambra a fray Antonio de Villafranca, custodio de Sevilla. En 1495 es entregado el convento a la Orden, siendo adscrito a la Custodia Hispalense.

El siglo XV se cierra para la Orden en Andaluc√≠a con la supresi√≥n de la conventualidad y la imposici√≥n, por parte de Cisneros, de la observancia, hecho que coincide con la implantaci√≥n de la reforma en todas las √≥rdenes religiosas. Por otra parte, los franciscanos andaluces, especialmente fray Antonio de Marchena y fray Juan P√©rez, contribuyen de forma muy eficaz a los proyectos de Col√≥n para el descubrimiento de Am√©rica. En 1499 se crea una nueva provincia franciscana con el nombre de B√©tica, a la que pertenecen todas las casas existentes en el territorio andaluz. En 1583 se crea la Provincia de Granada, a la que se asignan 25 casas, permaneciendo las otras 31 afiliadas a la B√©tica. En los siglos XVI y XVII los franciscanos andaluces desempe√Īan una intensa labor misional en Andaluc√≠a y en las Indias. Se crean casas de estudios y la Universidad de Osuna. El siglo XVIII registra un desarrollo notorio de frailes y conventos, hasta que en el primer tercio del siglo XIX las medidas de los distintos gobiernos liberales les afectan considerablemente, viendo c√≥mo sus conventos y bienes son desamortizados y los frailes obligados a una exclaustraci√≥n forzosa.

La restauraci√≥n franciscana. Conventos e iglesias son cerrados al culto hasta 1884, a√Īo en que un grupo de franciscanos franceses y espa√Īoles son llamados a Sevilla por el cardenal Lluch y Garriga e inician en el convento de Santa Mar√≠a de Loreto la restauraci√≥n de la antigua Provincia B√©tica. Poco antes, en 1882, el padre Jos√© Lerchundi funda en el antiguo convento de agustinos de Nuestra Se√Īora de Regla, Chipiona (C√°diz), un colegio para misioneros que da origen a la resturaci√≥n de la antigua Provincia de Granada. En el siglo XX, con la II Rep√ļblica y la Guerra Civil, sufren los avatares de la pol√≠tica anticlerical de los diferentes gobiernos republicanos. S√≥lo a comienzos de la d√©cada de los a√Īos cuarenta y hasta los a√Īos posteriores al concilio Vaticano II vuelven, aunque en menor tono, al esplendor del pasado. A partir de 1970 comienza a disminuir el n√ļmero de sus miembros, que hab√≠an alcanzado en el todo el mundo la cifra de 15.000 franciscanos. A principios del siglo XXI hay en Andaluc√≠a dos provincias franciscanas: la B√©tica, con tres casas en Sevilla, Espartinas (Sevilla), C√≥rdoba, Palos de la Frontera (Huelva), Lucena y Belalc√°zar (C√≥rdoba); y la provincia de Granada, con casas en C√°diz, Chipiona, Jerez de la Frontera y El Puerto de Santa Mar√≠a (C√°diz), Estepa y Lebrija (Sevilla), Granada (tres casas), Linares y Martos (Ja√©n) y V√©lez-M√°laga. Entre sus religiosos merecen destacarse al ya mencionado fray Jos√© Lerchudi, fray Pedro Sarrionandia, considerado el primer rifenisista, fray Armando Burgera, fray Jos√© Mar√≠a Tuesta, fundador de misiones en Armenia, y fray Fidel de Lejarza, historiador de la Orden en Espa√Īa. || ~ Conventuales. Orden religiosa, llamada tambi√©n Franciscanos Menores Conventuales, o reformados. A finales del siglo XIV y comienzos del XV surgen en el seno de la orden grupos minoritarios interesados en restaurar y vivir con radicalidad la plena observancia de la regla primitiva de la manera m√°s estricta. Abandonando los conventos situados en las grandes ciudades, se instalan en lugares m√°s aislados para llevar una vida m√°s retirada, casi erem√≠tica. En Espa√Īa, en el siglo XV, este movimiento erem√≠tico da origen a una rama reformada aut√≥noma "conocida con el nombre de Descalzos o alcantarinos", por San Pedro de Alc√°ntara, quien imprime al citado movimiento una impronta propia, especialmente asc√©tica y dura, que se difunde por toda la Pen√≠nsula Ib√©rica. A principios del siglo XXI, estos franciscanos s√≥lo tienen una casa en Sevilla. || ~ de la Cruz Blanca. ¬†Congregaci√≥n de hermanos franciscanos fundada en T√°nger (Marruecos), en 1975, por fray Isidoro Lezcano Guerra. La congregaci√≥n se erige can√≥nicamente por el entonces arzobispo de T√°nger, fray Carlos Amigo Vallejo. Los hermanos se consagran con un cuarto voto al cuidado especial de las personas pobres y necesitadas. Adem√°s de las casas de Andaluc√≠a, Sevilla (tres presencias), C√≥rdoba (dos casas), Olivares (Sevilla) y Algeciras (C√°diz), comienzan extenderse por tierras americanas de misi√≥n.

 
ZONA DE USUARIOS
Usuario:
clave:
 

MUSEOS ANDALUCES
Almería
Museo de Almería
C√°diz
Museo de C√°diz
Córdoba
Museo arqueológico y etnológico
Granada
Museo de la Alhambra
Granada
Parque de las ciencias
Huelva
Museo de Huelva
Jaén
Museo de Jaén
M√°laga
Museo Carmen Thyssen
M√°laga
Museo de M√°laga
M√°laga
Museo Interactivo de la M√ļsica
M√°laga
Museo Picasso M√°laga
Sevilla
Centro Andaluz de arte contempor√°neo
Sevilla
Museo Arqueológico


AndalucŪa Cultura
   Andalupedia © 2013 - Todos los derechos reservados      Señas de identidad      Aviso legal      Créditos  21 de abril de 2024